En la Bombonera, Boca y River igualaron 2 a 2 con goles de Wanchope Ábila y Benedetto para el local, mientras que Pratto e Izquierdoz en contra, sellaron el resultado.

La gran final de la Copa Libertadores estuvo a la altura de lo esperado, 4 goles, partido cambiante y con un resultado abierto para la definición en el Monumental. El millonario impuso condiciones en los primeros veinte minutos, dominio de la pelota y un par de llegadas claras que encontraron a un muy buen Agustín Rossi, que evitó que River comience ganando el encuentro. Pero tras la lesión de Pavón y con el ingreso de Benedetto, el xeneize se acomodó, sin ser superior pero emparejando el trámite.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Así a los 35 minutos tras una buena jugada en ataque, Wanchope abriría el marcador con una respuesta de Armani un poco floja. Poco le duraría a Boca la alegría, ya que apenas se sacó del medio, pase de Pity Martines a Pratto y este definió cruzado, para igualar rápidamente. Hasta que a los 43 tras una pelota parada, Villa envió un centro frontal y Benedetto le ganó en el salto a Borré y puso el 2 a 1 para ir al descanso arriba en el marcador.

Ya en el segundo tiempo el partido era parejo, sin chances claras para ninguno de los dos, y con un River que no encontraba el camino. Pero al minuto 60, falta de Pablo Perez a Nacho Fernández, tiro libre y gran centro de Pity para que Izquierdoz en su afán de rechazar, peinó la pelota en contra de su valla y estampó el definitivo 2 a 2. Sobre el final del partido, Benedetto tuvo una muy clara frente a Armani, pero el uno millonario le tapó el mano a mano, final y empate.

Todo se resolverá en el Monumental dentro de 15 días, la Copa espera por uno de los dos mas grandes del fútbol argentino, y la definición quedó abierta para que todo pueda pasar y esta súper final, quedará grabada en la historia de cada club, y del fútbol en gral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here