La Justicia de Santa Fe los encontró culpables de privaciones ilegítimas de la libertad y robos cometidos en esa provincia durante la fuga del penal de General Alvear.

Los hermanos Martín y Christian Lanatta y Víctor Squillaci recibieron condenas de entre 7 años y 6 meses y 8 años y 6 meses de prisión de parte de la justicia de Santa Fe, que los halló culpables de privaciones ilegítimas de la libertad y robos cometidos en la provincia tras su fuga del penal de General Alvear, donde estaban detenidos por el triple crimen de General Rodríguez, a fines de 2015.

En la sentencia, se lo acusa de dos casos de privación de la libertad a Martín Lanatta (y en tres a sus socios) y robos calificados por actuar en banda y con armas de fuego, en un caso por haberlo hecho en poblado y la restante en despoblado.

El fiscal Estanislao Giavedoni había solicitado 15 años de prisión y pidió la unificación con las condenas anteriores, incluida la de prisión perpetua dictada por la Justicia Federal de Mercedes por el asesinato de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, por la que estaban presos cuando huyeron del penal.

La segunda pena fue por la fuga y estuvo a cargo de la Justicia Federal de la Plata, que los condenó en octubre pasado a 7 años y medio de prisión, en tanto la tercera fue decidida por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, que los sentenció a otros 10 años (en el caso de Martín Lanatta) y 8 años (Christian Lanatta y Schillaci) por enfrentamientos y robos a gendarmes.

La de este miércoles, sin embargo, tampoco será la última sentencia que los hallará juntos, ya que tienen pendiente la “tentativa de homicidio” en perjuicio de los policías Lucrecia Yudati (33) y Fernando Pengsawath (23), quienes resultaron malheridos el 31 de diciembre de 2015, cuando intentaron detenerlos en la localidad bonaerense de Ranchos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here