River rechazó que la Superfinal de la Copa Libertadores ante Boca traslade al estadio Santiago Bernabeu de Madrid. El fuerte descargo se hizo mediante una apelación a la resolución de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol.

La decisión de entidad sudamericana, comunicada a través de su presidente Alejandro Domínguez, continúa generando estragos. De esta
manera River, dejó en claro su “total rechazo al cambio de sede”.

Entre las razones detalladas, manifiesta que no habrá igualdad de condiciones ya que Boca fue local en la ida. Además, pide que consideren a los hinchas que pagaron su entrada, y añade que esta decisión desnaturaliza la competencia.

En el inciso “2.e”, se aclara que los disturbios sucedieron fuera del perímetro de responsabilidad que tenía el club para el evento.

“¿Existe decisión más desigual, inequitativa y perjudicial para los simpatizantes? Entendemos que no”, dispara el comunicado firmado por el
presidente, Rodolfo D’Onofrio y el secretario, Ignacio Villarroel.

Por último, aclararon que se reservan “el ejercicio de todas las acciones que le asisten a River en defensa de sus legítimos intereses”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here