El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, prometió en su discurso de investidura liberar al país “definitivamente de la corrupción” y de los males que “lo sumieron en la mayor crisis ética y moral de su historia”.

“Convoco a cada uno de los congresistas a ayudarme en la misión de restaurar y volver a erguir a nuestra patria, liberándola definitivamente del yugo de la corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica”, proclamó ante el Congreso el ex militar, de 63 años, convertido en el 38º presidente del socio mayor del Mercosur.

Bolsonaro propuso un “pacto nacional entre la sociedad y los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial” para cumplir con un programa de gobierno que aparece como conservador en lo social, y liberal en lo económico.

“Vamos a unir al pueblo, a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores”, proclamó el ex militar, que agregó que ” Brasil volverá a ser un país libre de amarras ideológicas”.

Brasil volverá a ser un país libre de amarras ideológicas”, aseguró el flamante mandatario

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército que ganó las elecciones del pasado octubre con un 55% de los votos, afirmó igualmente en su discurso tras jurar el cargo ante el Congreso que su Gobierno pondrá fin a “prácticas nefastas” que condujeron a Brasil a la mayor crisis ética y moral de su historia.

“Hoy comenzamos un trabajo arduo para que Brasil inicie un nuevo capítulo en su historia”, aseguró el flamante mandatario.

Igualmente el recién investido presidente señaló en su discurso que “promoveremos reformas estructurales que serán importantes para la sustentabilidad de las cuentas públicas”.

El nuevo jefe de Estado de Brasil ha defendido en más de una ocasión una profunda reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, actualmente deficitario y que, según economistas, puede entrar en colapso en los próximos años. El también capitán en la reserva del Ejército brasileño dijo igualmente que, para sanear las cuentas, su Gobierno no gastará más de lo que recauda, pero que, aún así, cumplirá todos los contratos.

También sobre economía, Bolsonaro afirmó que el sector agropecuario, uno de los más importantes de Brasil y responsable por gran parte de las exportaciones brasileñas, tendrá un papel decisivo en su Gobierno. En este sentido, aclaró que apoyará a los productores rurales pero “en consonancia con la preservación ambiental”.

via Baenegocios.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here