Un carnicero de City Bell cierra su local y decide seguir vendiendo la mercadería por redes sociales. Una panadería tradicional del centro platense, nada menos que la famosa Montserrat, deja su local emblemático de 8 y 48, donde se había radicado en 1890.

Los tarifazos y la caída de las ventas son los argumentos más mencionados, pero la realidad es que cada vez son más los locales cerrados o vacíos en varios distritos del país. Un relevamiento de la Cámara Argentina de la Construcción arrojó que el aumento es del 57% frente al último bimestre del 2017.

En Córdoba la cifra es aún peor: se duplicaron los casos, según otra encuesta.

En la ciudad de Buenos Aires, se incrementó el número de comercios inactivos -en venta, alquiler, clausurados o cerrados-, con un total de 255 locales sin actividad en las áreas relevadas. En relación con la anterior medición, correspondiente al período septiembre-octubre de 2018, se detectó una suba de 11,8%, ya que entonces los locales inactivos eran 228.

En términos interanuales -respecto del período noviembre y diciembre de 2017- el alza llega al 57%, dado que en el sexto bimestre del año pasado los locales sin actividad eran 162. En la avenida Pueyrredón pasaron de 13 a 15; también subieron en Cabildo (12 a 15), Santa Fe (29 a 36), Rivadavia (53 a 55), Avellaneda (7 a 14) y Corrientes (62 a 75).

Otros estudios arrojan un panorama similar en distintos puntos de la ciudad y el conurbano. En la peatonal Florida, el número de locales sin uso duplica la cantidad del 2001. Estimaciones privadas sostienen que dos de cada diez comercios no abren sus persianas.

La Plata, también

Por su parte, en la ciudad de La Plata -en base a datos recogidos por la Federación de Mayoristas y Proveedores del Estado de la Provincia de Buenos Aires (Femape)- en los meses de noviembre y diciembre de 2018, en comparación con el bimestre previo, también aumentó el número de locales inactivos.

En la capital bonaerense se detectó un total de 60 locales sin actividad comercial en las áreas relevadas, lo que representó una suba del 40% respecto del bimestre anterior, cuando se verificó la existencia de 43 locales inactivos.