En medio de sus vacaciones en la Patagonia, el presidente Mauricio Macri visitará Santa Cruz y Tierra del Fuego, dos distritos gobernados por mandatarias peronistas y los únicos dos que no pisó desde que asumió su cargo, en diciembre de 2015.

Al igual que el verano anterior, el jefe de Estado decidió interrumpir su descanso en la localidad neuquina de Villa La Angostura -que en total será de 25 días- con un viaje a otra provincia patagónica para apaciguar cualquier crítica por la extensión de su receso. “Acá había una obra que se había prometido en 2013, en el 2015 y cuando llegamos al gobierno, no había un solo metro de caño construido”, dijo Macri en la sede de Camuzzi Gas, la empresa a cargo de la ampliación del gasoducto.

Antes del acto, que apenas duró 15 minutos, el presidente se reunió con Weretilneck por casi una hora. Según el propio Macri, durante el encuentro hablaron “de lo bien que le va al turismo”. Sin embargo, uno de los temas centrales que abordaron fue la situación política de la provincia de cara a las elecciones de este año.

El principal objetivo del gobernador es conseguir que la Casa Rosada le brinde apoyo para ir por otro mandato, aún cuando la Constitución local establece como límite dos períodos consecutivos. Con una interpretación distinta del texto de la ley, el mandatario rionegrino alega que asumió su primer período siendo vicegobernador en reemplazo del fallecido Carlos Soria. Por ahora, desde la alianza Cambiemos estarían dispuestos a brindarle ayuda debido a que no cuentan con un candidato de peso en esa provincia.

Recién la semana próxima podría tener una reunión con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y en diez días está previsto que viaje a Santa Cruz y Tierra del Fuego, donde se encontrará con las gobernadoras Alicia Kirchner y Rosana Bertone.

El 16 de enero, volará a Brasilia para mantener una reunión con el flamante mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here