La Unión de Emprendedores manifiesta su preocupación por las declaraciones de los integrantes de la UIA sobre la “supuesta persecución de los jueces sobre empresarios”. 

Ayer los integrantes de la Unión Industrial Argentina comenzaron a mostrar una fuerte desconfianza sobre el accionar judicial y las “presiones” que ejerce sobre la actividad gremial-empresaria en el medio de una feroz contracción de la economía de las fábricas.

Ayer el portal de noticias Infobae, en una nota firmada por Omar Lavieri, consignó que en los próximos días Roberto Urquía, uno de los dueños de Aceitera General Deheza (AGD), deberá pasar por Comodoro Py para declarar ante el juez Claudio Bonadío por una presunta vinculación en el pago de coimas, a partir de una causa derivada de la denominada “cuadernos de la corrupción” que se inició con el chofer Oscar Centeno y su vinculación con la obra pública

“El empresariado argentino con acceso al poder siempre ha sacado beneficios y negocios que muchos de ellos generaron daño para las arcas del país. Es hora que si son culpables, enfrenten un proceso judicial y vayan detenidos y quien sea inocente quede demostrado” manifestó Rodolfo Llanos, presidente de la entidad.

Rodolfo Llanos es emprendedor y directivo de la Unión de Emprendedores de la República Argentina.

Según Llanos “Tenemos que terminar con los hijos y entenados de los gobiernos de turno. En Perú tuvo que renunciar un presidente. Acá todos son angelitos. Muchos empresarios se hicieron ricos perjudicando al estado y a los argentinos”

La Unión de Emprendedores viene señalando que tanto la UIA, como CAME y la CAC junto con ASEA fueron los que convalidaron este plan que implementaron tanto Francisco Cabrera como Dante Sica que llevó a la destrucción del entramado productivo nacional.

Para el Presidente de la UERA “no podemos seguir permitiendo que los ladrones de guantes blanco se salgan con la suya, porque si no nuestro país va a seguir arrastrando la muletilla de “país sin seguridad jurídica para invertir. El que coimeo es tan responsable como el funcionario que recibe coimas”.