El accidente deja, además, 40 heridos después de la explosión del tanque de combustible de la locomotora

Al menos 20 personas han muerto y 40 han resultado heridas en Egipto tras el choque de una locomotora contra un tope del final de vía en la estación de ferrocarril Ramsés de El Cairo que ha provocado la dimisión del ministro de Transporte.

Según las autoridades citadas por la televisión local, la locomotora -que había estado en un taller de mantenimiento- entró con exceso de velocidad en la estación colisionando contra el freno de uno de los andenes “con mucha fuerza” lo que ha provocado una explosión que ha alcanzado a las personas que se encontraban en el lugar.

Las fuerzas de seguridad han evacuado la estación para poder controlar el incendio que ha seguido a la explosión y el Gobierno egipcio ha anunciado inmediatamente la formación de un comité para saber las razones del accidente y determinar los responsables.

Horas después del accidente, el ministro de Transporte egipcio, Hisham Arafat, ha presentado su dimisión que ha sido inmediatamente aceptada por el primer ministro, Mustafa Madbuli.

En Egipto son frecuentes los accidentes ferroviarios debido al mal estado de las vías y de los vehículos, así como a la falta de un sistema moderno de señalización y control de tráfico.

La mayor tragedia ferroviaria de la historia de Egipto, en la que murieron 376 personas, ocurrió en 2002 al incendiarse un tren que cubría el trayecto entre El Cairo y la ciudad monumental de Luxor, en el sur del país.