El rosarino se perderá el partido ante Rapid Viena, por los dieciseisavos de final de la Europoa League. 

Hay polémica en Italia. El Inter de Milán comunicó este miércoles que Mauro Icardi deja de ser el dueño de la cinta de capitán, en medio de la polémica por su renovación de contrato, y que no estará este jueves en el partido ante Rapid Viena, por la Europa League. El club italiano anunció que el nuevo capitán será el arquero serbio Samir Handanovic.

“El club comunica que el nuevo capitán del equipo es Samir Handanovic”, señala el tajante mensaje del Inter publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Icardi, que tiene contrato con el Inter hasta 2021, volvió a quedar en el centro de la escena en los últimos meses, cuando el tema de la renovación comenzó a ganar espacio en los medios. Y una de las protagonistas de ese ida y vuelta fue Wanda Nara, esposa y representante del delantero, a quien los dirigentes neroazzurros ​no ven con buenos ojos debido a la exposición mediática que le da al tema.

Ante los conflictos y la incertidumbre sobre el futuro de Icardi, desde Inter decidieron quitarle el brazalete de capitán a partir del próximo partido, el cual se disputará mañana ante Rapid Viena, por los dieciseisavos de final de la Europa League. Además, para dicho encuentro, el delantero quedó afuera de la lista de concentrados​, lo que parecería complicar aún más su futuro dentro del club italiano.

Durante su última participación en el el programa “Tiki Taka”, del que es panelista, Wanda comentó: “Salen tantas tonterías alrededor de Mauro, por ejemplo una multa inexistente. Me gustaría que Mauro estuviese más protegido por el equipo. No se entiende si estas cosas malas vienen de dentro o de fuera“.

“¿Por qué Icardi no marca? Siempre ha hecho goles. Lautaro (Martínez) ha marcado (el sábado, ante Parma) gracias a un gran movimiento de Mauro, que estuvo poco acompañado en este período.A lo mejor, Spalletti debía meter antes a Lautaro. Se aprovecha de que Mauro y Lautaro son amigos y entre ellos no hay rivalidad”, agregó la rubia, dejando en claro que la relación con el entrenador no es de las mejores.