La Cámara Federal de Casación Penal ordenó la detención de Amado Boudou, condenado por el caso de la exCiccone Calcográfica. Así el exvicepresidente K deberá volver a la cárcel, tras la presentación que hicieron en este sentido desde la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Oficina Anticorrupción (OA). El tribunal revocó el fallo que había dispuesto la excarcelación del exfuncionario K, condenado a 5 años y 10 meses de prisión por la venta irregular de la entonces única firma privada con capacidad para imprimir billetes.

La semana pasada se desarrolló la audiencia de apelación del fallo que excarceló a Boudou el pasado 12 de diciembre. El exvicepresidente había sido condenado en agosto pasado por el Tribunal Oral Federal 4 por dos votos contra uno, pero en diciembre el juzgado cambió su composición, y por los votos de Adriana Palliotti y Gabriela López Iníguez se decidió su excarcelación por pedido de la defensa.

La semana pasada se desarrolló la audiencia de apelación del fallo que excarceló a Boudou el pasado 12 de diciembre. El exvicepresidente había sido condenado en agosto pasado por el Tribunal Oral Federal 4 por dos votos contra uno, pero en diciembre el juzgado cambió su composición, y por los votos de Adriana Palliotti y Gabriela López Iníguez se decidió su excarcelación por pedido de la defensa.

El exvicepresidente fue condenado en agosto pasado a cinco años y 10 meses de prisión, acusado de haberse quedadocon la calcográfica Ciccone a través de testaferros, pero ese fallo fue apelado por su defensa y no estaba firme. La sentencia condenatoria contra Boudou se emitió el 7 de agosto pasado y ese día quedó detenido porque el Tribunal consideró que su libertad podía afectar el desarrollo del caso conocido como “Ciccone II”.

En diciembre último, tras los procesamientos sin prisión preventiva dictados en la segunda causa vinculada con Ciccone, los abogados de Boudou volvieron a reclamar su libertad por considerar que los supuestos riesgos se habían extinguido y el TOF 4 -que había modificado su integración por el reemplazo de uno de sus miembros- se la concedió.

Luego de su condena Boudou accedió a la excarcelación bajo una fianza de un millón de pesos, la condición de llevar un dispositivo de control electrónico y no poder alejarse a más de 100 kilómetros de su domicilio. Pero el Gobierno, a través de la UIF y de la OA, apeló la decisión y ahora la Cámara de Casación, con los votos de Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos Boudou, determinó que vuelva a la cárcel.

Boudou ya había estado detenido en 2017 en una causa por presunto enriquecimiento ilícito y asociación ilícita, pero al poco tiempo la Cámara Federal le otorgó la excarcelación. Al ser condenado por el caso Ciccone fue arrestado nuevamente detenido, y tras recuperar su libertad, ahora deberá volver a prisión.

COMUNICADO CÁMARA DE CASACIÓN PENAL
La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por Gustavo M. Hornos (presidente), Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani (como vocales), en la causa CFP 1302/2012/TO1/21/CFC10, caratulada “Boudou, Amado s/recurso de casación”, hizo lugar al recurso de casación interpuesto por el representante de la Unidad de Información Financiera al que había adherido la Oficina Anticorrupción y revocó la resolución del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº4 que había hecho lugar al pedido excarcelatorio de Amado Boudou.

En la sentencia se sostuvo que los magistrados no habían justificado el cambio de criterio respecto a la resolución que había ordenado la prisión preventiva, dictada con posterioridad al juicio oral que condenó a amado Boudou a la pena de cinco años y diez meses de prisión, multa de noventa mil pesos, inhabilitación especial, por considerarlo autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública -en concurso ideal-.

En el voto del juez Hornos se hizo especial hincapié en las obligaciones asumidas por el Estado argentino de sancionar debidamente los hechos de corrupción y que, por las características de la maniobra delictiva –manipulación de los organismos de la administración pública, vínculos nacionales e internacionales, búsqueda de impunidad– y las condiciones personal del imputado, estaban acreditados los riesgos procesales que sustentan la prisión preventiva de Boudou.