El dictamen del Ministerio de Transporte insta a que los ómnibus incorporen ventanillas antivandálicas, entre otros elementos de seguridad, no solo para la libertadores, sino para cualquier competencia local

El sábado 24 de noviembre de 2018, lo que debía ser una fiesta deportiva se transformó en uno de los capítulos violentos y tristes más grandes del fútbol nacional. River y Boca no pudieron disputar la segunda final de la Copa Libertadores por la agresión al micro visitante y, de manera insólita, se enfrentaron recién dos semanas más tarde en Madrid.

A casi tres meses del bochorno, el Ministerio de Transporte -en conjunto con el Ministerio de Seguridad- publicó una medida en Boletín Oficial.

De ahora en más, los micros que trasladaban a los planteles de fútbol podrán incorporar vidrios antivandálicos. Según informaron las autoridades, la idea es “evitar este tipo de incidentes con la protección de vidrios laminados en toda la carrocería para prevenir posibles agresiones”.

Además, los óminbus que adopten este sistema tendrán que contar con una salida y cuatro ventanillas de emergencia.

El otro ente involucrado en esta cuestión es la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, encargado de los controles de habilitaciones de micros en el ingreso a los estadios.