El presidente interino encabezará la manifestación en el este de Caracas, pero las marchas fueron convocadas en todo el país con motivo del Día de la Juventud para recordar también a unos 40 muertos que dejaron protestas contra la dictadura de Nicolás Maduro en enero, muchos de ellos jóvenes

Liderados por Juan Guaidó, reconocido por unos 50 países como mandatario interino de Venezuela, los opositores marchan este martes para pedir a la Fuerza Armada no bloquear la ayuda humanitaria estadounidense.

“Volvemos a las calles para exigir el ingreso de la ayuda humanitaria que salvará la vida de más de 300.000 venezolanos que hoy están en riesgo de muerte”, señaló Guaidó, jefe del Congreso de mayoría opositora.

El dirigente encabezará la manifestación en el este de Caracas, pero las marchas fueron convocadas en todo el país con motivo del Día de la Juventud para recordar también a unos 40 muertos que dejaron disturbios y protestas contra Maduro en enero, muchos de ellos jóvenes.

En contrapartida, Maduro encabezará una marcha de jóvenes de izquierda contra la “intervención imperialista” en la Plaza Bolívar, centro de Caracas, donde el gobierno recoge firmas en rechazo al presidente Donald Trump.

El forcejeo por el poder entre juan Guaidó y Maduro se centra esta semana en la ayuda humanitaria. Alimentos y medicinas permanecen desde hace cinco días en un centro de acopio en el lado colombiano de la frontera con Venezuela.

Dos enormes contenedores de carga y una cisterna bloquean el puente Tienditas, que comunica Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela). La Fuerza Armada venezolana reforzó su presencia en el estado fronterizo Táchira.

La crispación ocurre en plena debacle económica, con escasez de medicinas y alimentos impagables para la mayoría por la hiperinflación. Unos 2,3 millones de venezolanos (7% de la población) huyeron del país por la crisis desde 2015, según la ONU.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, Guaidó ha ofrecido amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y les advirtió que impedir la entrada de alimentos y medicinas es un “crimen de lesa humanidad“.

“O están con la dictadura o con el pueblo”, manifestó el opositor, de 35 años, quien afirma que unos 120.000 voluntarios se han inscrito para colaborar en el proceso.

Maduro, que tilda de “show político” la llegada de ayuda, niega que haya “emergencia humanitaria” y culpa de la falta de medicinas y comida a una “guerra económica” de la derecha y a duras sanciones estadounidenses.

Colombia fue el primer punto de llegada de la donación estadounidense, mientras que Brasil aceptó el lunes instalar otro centro de acopio próximamente en el estado fronterizo de Roraima.

La Fuerza Armada realiza esta semana ejercicios militares ante una eventual acción armada de Estados Unidos, no descartada por Trump.

Una conferencia sobre ayuda humanitaria, solicitada por Guaidó, se realizará el jueves en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre