Tomás Magnano fue la gran atracción de los actos por el 206º aniversario de la Batalla de San Lorenzo en la ciudad homónima. El niño hasta cantó el himno junto a los uniformados

El Granaderito de tres años acaparó todo el protagonismo durante un acto oficial en la ciudad santafesina de San Lorenzo, al desfilar junto a los Granaderos disfrazado con vestimenta militar. El hecho ocurrió el domingo a la tarde, durante la celebración del 206º aniversario de la Batalla de San Lorenzo y cautivó a todos los presentes.

El niño se llama Tomás Magnano y desde muy temprano despertó un interés por las figuras y los sucesos patrios. Según sus padres, Lucas y Silvana, el niño desarrolló un fanatismo precoz por José de San Martín, por quien pregunta casi todas las semanas e intenta informarse de sus proezas.

De hecho, para el último 6 de enero pidió a los Reyes Magos que le regalaran un traje del prócer. Esa misma indumentaria fue la que decidió llevar al acto el domingo.

Esto empezó hace un par de meses cuando buscábamos videos de aventuras y espadas, entonces le mostré la marcha de San Lorenzo, le conté que San Martín usaba espada, y después encontramos videos de Zamba en Paka Paka “, afirmó el padre, en declaraciones al diario rosarino La Capital.

La familia Magnano aprovechó para participar de las celebraciones del principal acto de la ciudad durante todo el fin de semana. El sábado, Tomás se acercó a los representantes de la fanfarria “Alto Perú” para desfilar y cantar junto a ellos la marcha de San Lorenzo.

Ya el domingo, el niño se encontró con los Granaderos para atestiguar el izamiento de la bandera en la plaza San Martín.

Según su padre, Tomás también se sabe la letra del himno nacional y Aurora y aprovecha que su madre es profesora de historia para conocer más sobre los hechos y personajes emblemáticos de la Argentina.

“Le gusta San Martín y está todo el tiempo actuando, tiene un caballito de madera, y te pide que seas Cabral y lo salves. Como la mamá es siempre buena a ella no le pide que sea realista, pero a veces a mi me toca ser realista. Con la abuela juega a cruzar los Andes, colocan almohadones que simulan montañas y los traspasa“, afirmó el padre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here