El portero inglés Gordon Banks, campeón del mundo en 1966, falleció este martes a los 81 años

El ex futbolista inglés Gordon Banks, portero de la selección inglesa que se consagró campeona en la Copa Mundial de la FIFA de 1966, falleció este martes a los 81 años tras su larga batalla contra el cáncer de riñón.

“Estamos devastados con su pérdida, pero tenemos muchos grandes recuerdos y no podríamos estar más orgullosos de él”, comunicó la familia del guardameta inglés que defendió los colores del Chesterfield, el Leicester City y el Stoke City, aunque su gran mérito fueron sus 73 partidos con el combinado nacional de su país.

Una de sus imágenes más emblemáticas es la parada que le realizó a Pelé en el Mundial de 1970, cuando se estiró abajo y salvó un cabezazo fulminante del astro brasileño que se metía junto al poste. Está considerada como una de las mejores paradas de la historia del fútbol.

Aquel 7 de junio, en el Estadio Jalisco de Guadalajara, la jugada inició  con un pase profundo del capitán y lateral derecho Carlos Alberto para Jairzinho, quien lanzó un centro alto al corazón del área. Pelé remató de cabeza y el balón salió como una bala que obligó a Banks a revolcarse de forma sensacional en el césped.

Al término del partido, tras la victoria de Brasil con un gol de Jairzinho, Pelé emitió una de sus frases más famosas: “Yo marqué el gol, pero Gordon Banks lo paró”.

“Aquella atajada a Pelé fue la mejor que hice. No imaginé lo famosa que sería. De hecho, para empezar, ni siquiera me dí cuenta de que la había hecho. Oí a Pelé gritar “gol” cuando cabeceó. Creo que debió haber anotado ese gol”, dijo Banks al Observer Sport Monthly en 2003.

Foto de la mítica atajada autografiada por ambos astros del futbol, Pele y banks

Esa tapada puso a Gordon Banks en la historia. Disputó 628 partidos durante una carrera de 15 años en Inglaterra antes de sufrir un accidente de tráfico que le provocó la pérdida de visión en el ojo derecho (1972). Además de jugar en Inglaterra, vistió la camiseta del Fort Lauderdale Strikers de Estados Unidos y jugó sus últimos partidos en el St. Patrick’sde Irlanda del Norte.