Una jubilada que sufrió un derrame cerebral en enero mientras se encontraba de vacaciones junto a su esposo en la ciudad de Chiang Mei, en Tailandia, sumó a ese drama una deuda de USD 70.000 con el hospital en el que está internada y la necesidad de abonar además USD 20.000 para regresar a la Argentina en un vuelo comercial con asistencia médica. 

Carlos Alberto Mariscotti, marido de la mujer, Mercedes Ema Albinatti, indicó que dos días después de operarla el médico le informó que, si lograba gestionar un avión sanitario, le daría el alta para que continuara con la recuperación en Buenos Aires.

Sin embargo, dijo que sus intentos para gestionar un vuelo de ese calibre fueron infructuosos y se mostró muy crítico con las autoridades argentinas.

“Llamé muchas veces al consulado y lo único que hicieron fue darme consejos. Desde el tercer día pedí que gestionaran uno. Dijeron que ‘ni soñando’ porque salía 200.000 dólares. No hubo ayuda concreta”, dijo Mariscotti en diálogo con TN. Además, agregó que tampoco obtuvo ayuda de funcionarios nacionales ni de la Ciudad de Buenos Aires, donde residen ambos

Mariscotti explicó que finalmente la alternativa elegida es tomar un vuelo comercial que, sin embargo, tiene también un costo elevado. “(Albinatti) Tiene deficiencia de oxigeno y por eso necesita para viajar la asistencia de un medico y una enfermera, y viajar en primera clase de una aerolínea comercial”, dijo.

“(Además de sus pasajes) Implica pagar el pasaje de ida y vuelta al médico y la enfermera, cambiar el de ella a primera clase. Todo eso sale 20.000 dólares, que no tengo”, añadió Mariscotti.

En contraste con el caso del tucumano Maximiliano Conca, quien sufrió un paro cardíaco mientras estaba de vacaciones en Chile y tuvo que cancelar una deuda cercana a los $700.000, Albinatti había contratado un seguro médico en el exterior.

No obstante, debido a que tiene 70 años, el seguro cubrió los primeros USD 60.000. Pero los gastos totales al día de la fecha exceden el monto por USD 70.000.

Mariscotti informó que llegó a un acuerdo con las autoridades del hospital para financiar su deuda, pero que estas lo exhortaron además a presentar “una propuesta válida de cómo se pueden cubrir” los USD 20.000 del vuelo antes del próximo lunes, bajo apercibimiento de trasladar a su esposa a un hospital público.

Sin embargo, el hombre señaló que todos estos establecimientos “están saturados debido a la gran demanda que hay”. “Si no consiguen cama, no se que van a hacer”, concluyó.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre