El volante colombiano Juan Fernando Quintero sufrió este domingo la rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda y se perderá, como mínimo, los próximos seis meses de competencia de River Plate, además de no poder participar con su selección de la próxima Copa América, de Brasil, para cuya preparación debía incorporarse mañana al representativo de su país.

Quintero ya había sufrido algunas molestias al término del primer tiempo del encuentro que River le ganó por 3 a 0 a Independiente, pero siguió jugando en la segunda etapa, hasta que a los 12 minutos el técnico Marcelo Gallardo dispuso su reemplazo por Julián Álvarez, que sería el autor del primer tanto “millonario”.

Pero la mala fortuna conspiró contra “Juanfer”, ya que en la última acción de juego antes de ser sustituido sufrió lo que en primera instancia fue diagnosticado por el cuerpo médico riverplatense como un “severo esguince de rodilla izquierda”.

Claro que lo que se intuía era que la lesión podía ser mucho más grave, por lo que el jugador fue trasladado inmediatamente al sanatorio Finocchietto, que está asociado a la clínica Rossi donde se atiende el plantel “millonario”, y allí los estudios revelaron que los ligamentos cruzados estaban cortados.

La baja de Quintero, que se produce en el mejor momento del futbolista en el club de Núñez, se suma a la fractura de clavícula de Milton Casco y la microfractura del peroné derecho de Ezequiel Palacios.

En tanto, el zaguero paraguayo Robert Rojas, que no jugó hoy frente a Independiente por un esguince de tobillo izquierdo, igualmente viajó a su país para incorporarse al seleccionado nacional “guaraní”.

La ausencia de Quintero seguramente le abrirá un lugar más relevante en el equipo de Gallardo al juvenil volante Cristian Ferreira, quien pese a sus 19 años viene demostrando que, como espejo, tiene una pegada casi tan prodigiosa como la del colombiano.