Los duques de Sussex, que se convertirán en padres en los próximos días, podrían establecerse por un año en Botswana

Las últimas noticias sobre los duques de Sussex, que están a punto de recibir a su primer hijo, indican que están considerando un “año sabático” en el extranjero, posiblemente en Botswana o Sudáfrica, para trabajar en nombre de la Commonwealth. No obstante,la verdadera razón detrás del posible viaje sería otra: calmar las tensiones entre William y Harry.

De acuerdo a medios como The Daily Mail y The Sun, una vez que el príncipe Harry y Meghan Markle sean padres, el Palacio de Buckingham planea buscarles ocupación y destino fuera de Reino Unido por un tiempo. Con su oficina de prensa ya separada del príncipe William, con menor carga institucional, pero con una gran exposición mediática, la corona británica pretende sacar del foco de atención a los duques de Sussex.

Según The Times, el plan lo habrían diseñado David Manning, ex embajador británico en EEUU y consejero de los príncipes, y el ex secretario privado de Isabel II, Christopher Geidt.

El posible traslado ya generó repercusión por los altos costos sobre el presupuesto de protección real de la Policía Metropolitana para mantener a salvo a los monarcas en África.

El príncipe Harry y Meghan Markl en Abel Tasman National Park, Nueva Zelanda

El príncipe Harry y Meghan Markl en Abel Tasman National Park, Nueva Zelanda

Los duques de Sussex en una ceremonia en Nadi, Fiji, en 2018

Los duques de Sussex en una ceremonia en Nadi, Fiji, en 2018

Un traslado a África podría terminar con los rumores que hablan de un tensa relación entre Meghan Markle y su cuñada, Kate Middleton, y también entre los hijos de Lady Di. 

En su última aparición pública, el domingo en el 93º cumpleaños de Isabel II, los príncipes acudieron por separado y en ningún momento se los vio saludarse o charlar. 

Markle no acudió a la celebración ya que se encuentra a pocos días de dar a luz. De hecho, según medios como People, Doria Ragland, la madre de la ex actriz estadounidense, ya estaría en Londres para acompañar a su hija en la última etapa de su embarazo.

El príncipe Harry fue sin Meghan Markle al festejo de los 93 años de la reina Isabel II

El príncipe Harry fue sin Meghan Markle al festejo de los 93 años de la reina Isabel II

El príncipe Harry  es un apasionado de África: pasó un año sabático, en 2004, en Lesotho, y ha viajado con Markle a Botsuana, al que él se refiere como su “segundo hogar“. Allí se enamoraron en 2016 y a ese mismo país volvieron para un viaje más largo en verano de 2017. Incluso el anillo de compromiso de Markle contiene un diamante de Botsuana.

Según una fuente cercana a la familia real, “la gestión del plan todavía está en una primera fase, pero el objetivo es convertir el poder de su imagen en algo positivo”.

Isabel II vivió una etapa similar antes de convertirse en reina, cuando vivió en Malta a finales de los años cuarenta tras ser destinado allí su marido, el duque de Edimburgo.

La reina Isabel II celebró misa de Pascuas en  George’s Chapel en el castillo de Windsor

La reina Isabel II celebró misa de Pascuas en  George’s Chapel en el castillo de Windsor

Los periodistas que siguen la casa real tienen ciertas dudas acerca de este plan. Para Phil Dampier no es concebible el costo que supondría que la pareja pasara “meses, años” en el exterior.

El costo anual de la unidad que protege a la Familia Real se ha estimado en alrededor de £ 130 millonesaunque los expertos dicen que cuidar de los Sussex en África podría costar un extra de £ 1 millón. Eso incluiría cualquier pago extra por los oficiales enviados a África con la pareja, así como sus gastos médicos, de seguro, de viaje y de alojamiento.

Botswana, donde la pareja pasó el cumpleaños 36 de Meghan en 2017, y Malawi se han presentado como posibles hogares temporales, así como Sudáfrica, donde cada país tiene sus propios desafíos de seguridad para los equipos de protección de la realeza.