INADI. Rechazan que asuma en la Procuración de Misiones el dirigente radical y ex diputado provincial, quien tiene una denuncia por discriminación y violencia de género.

El dirigente radical y ex diputado provincial Germán Bordón, quien tiene una denuncia por discriminación y violencia de género ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo ( Inadi), sería designado como procurador en la delegación Misiones de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

El funcionario misionero fue denunciado por la ex legisladora María Losada, a quien el organismo le dio la razón en 2015 y la Unión Cívica Radical (UCR) expulsó de su partido.

“Lo grave es que esa persona con esos antecedentes pueda adquirir lugar en un organismo que tiene a su cargo velar por los derechos humanos”, expresó en diálogo con cronica.com.ar, la ex diputada provincial.

Según asegura la ex funcionaria, entre “hoy y mañana” el doctor Francisco Mugnolo, procurador penitenciario nacional, “pondría en funciones a Bordón” en la delegación de la provincia de Misiones.

“¿Cómo el Inadi no publica sus dictámenes? ¿Cómo un organismo destinado a velar por los derechos humanos como la Procuración Penitenciaria, que tiene a su cargo velar los derechos de una persona en contexto de encierro como las cárceles federales, donde también hay mujeres, no registra los antecedentes de la persona que va a poner a cargo de tamaña responsabilidad?”, cuestionó la funcionaria y agregó: “Porque los antecedentes del Inadi están”.

El rechazo de Losada al nombramiento de Bordón, también está acompañado por el apoyo de mujeres del Frente PAyS, de Mumala, del Movimiento Evita, del Partido Solidario y de Vanguardia Popular, y la colectiva Contra la Violencia Juntas, entre otros grupos feministas y personalidades, debido a que “tales hechos discriminatorios deben ser erradicados de la política, de las instituciones del Estado y de la sociedad”.

“Con nosotros vas a ser feliz. Vas a estar con cada uno de nosotros, uno por mes, así si quedás embarazada no tenemos problemas de paternidad”, le dijo Bordón a la ex diputada en una reunión de bloque en la que participaron en 2013 y que desencadenó la denuncia.

“No es solamente lo que él dijo y lo que él hizo, sino que después la consecuencia fue mi exclusión. ¿A quién sacan del medio? A quien lo denunció. La UCR nunca investigó. La vocación del partido fue ir por mi banca, nunca dijeron que yo dejé ese bloque porque pusieron a un misógino al frente”, expresó la denunciante.

“A mí me pareció muy bruto y hay gente que cree que eso es parte de la política. Tiene que ver con el machismo y con los lugares de poder, creen que pueden hacer cualquier cosa. El machismo tiene que ver en cualquier orden, y el político no está eximido. El tema es que en política ¿quién se anima a denunciar? Yo era diputada y me pasó todo esto”, concluyó Losada.

En 2015 el Inadi sentenció: “El hecho, tal como fue expresado, representa un claro ejemplo de violencia de género que constituye a su vez un acto discriminatorio, en tanto reproduce la cosificación de la mujer, un grupo históricamente vulnerado y que ha sufrido una discriminación formal e informal”.

“La denuncia es por discriminación y violencia de género, tuvo dictamen a fines del 2015 en el que configuró la conducta discriminatoria. Luego en 2016, por vinculaciones políticas, intentaron llevar a foja cero el expediente y contra eso tememos interpuesto un recurso que todavía no resuelve el Inadi”, aseguró Mario Talamontti, abogado de la ex diputada Losada. Desde el Inadi se comprometieron a enviar a Crónica los detalles de la situación actual de la denuncia y su sentencia.