El doctor Russo, acusado de integrar una red de pornografía infantil
El doctor Russo, acusado de integrar una red de pornografía infantil

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el vicejefe de gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, informaron detalles sobre la investigación que derivó en la detención de Ricardo Russo, un pediatra del Garahan que está acusado de integrar una red internacional de pedofilia que producía y distribuía videos y fotos por internet.

Si se llegó a la detención es porque la Justicia tiene evidencias claras de que el doctor Russo tiene una participación importante en esta red“, informó la funcionaria del gabinete nacional.

Según reveló, el caso se activó en noviembre de 2018 a partir de una alerta de seguridad que surgió en los Estados Unidos. Desde ese momento se hizo un trabajo silencioso que incluyó el rastreo de direcciones IP que habían sido detectadas intercambiando material en la deep web (internet profunda).

Imágenes de la detención del doctor Russo

Imágenes de la detención del doctor Russo

En las imágenes analizadas, hay escenas de pedofilia aparentemente grabadas en hospitales o sanatorios, reveló Santilli. Sin embargo, la jueza y la fiscal que instruyen el caso están buscando elementos para poder probar fehacientemente  dónde se grabaron.

Todavía está vigente el secreto, tenemos que investigar, lo más importante es que esto no terminó aquí, hay mucha más información para analizar“, aseguró el vicejefe de gobierno a cargo del ministerio de Seguridad de la Ciudad.

El funcionario porteño destacó, además, que el Garrahan es damnificado y hay que separar a la institución de los delitos que pudiere haber cometido el pediatra.

Patricia Bullrich y Diego Santilli, este jueves en conferencia de prensa (Foto: Nicolás Stulberg)

Patricia Bullrich y Diego Santilli, este jueves en conferencia de prensa (Foto: Nicolás Stulberg)

Como parte de ese trabajo, las autoridades deben determinar si una persona que fue detenida ayer en Río Tercero, Córdoba, tiene relación con esta red de pedofilia.

El caso incluyó operativos en simultáneo en Brasil y la Argentina. Se incautaron tres terabytes (unidad de medida informática) de información repartidos en CPU, discos rígidos, soportes físicos -CD, DVD, Blu-Ray- y cámaras fotográficas. Además, se encontraron armas de fuego.

La fiscal Daniela Dupuy y la jueza Alejandra Doti se encontraron con un sistema encriptado en el que personas de distintos países intercambiaban material de niños en situaciones terribles, informó Bullrich.