Esta vez hay fenómenos externos que generan una suba en el billete verde. Ocurre después de que Estados Unidos anticipara un incremento de los aranceles a los productos fabricados en China.