China condenó hoy “enérgicamente” el asalto al Consejo Legislativo de Hong Kong protagonizado anoche por cientos de manifestantes y reclamó que las autoridades locales “restauren el orden social normal lo antes posible”.

La Oficina de Asuntos chinos de Hong Kong y del Consejo de Estado publicó hoy un comunicado en el que califica la acción de “muy violenta” y asegura que “algunos activistas extremistas, bajo el pretexto de oponerse a la enmienda de ciertas regulaciones del gobierno hongkonés (el polémico proyecto de ley de extradición), dañaron voluntariamente las instalaciones del Consejo Legislativo”.

Beijing mostró su “firme apoyo” a las autoridades hongkonesas y a la policía local para que “se encarguen del incidente con arreglo a la ley” e “investiguen la responsabilidad penal de los delincuentes violentos”.

Los actos, según la Oficina, “infringen el Estado de derecho, menoscaban el orden social y dañan los intereses fundamentales” de la ex colonia británica, al tiempo que suponen un “desafío descarado” al principio de ‘un país, dos sistemas’ que rige la autonomía en ciertas áreas de la que disfruta Hong Kong.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre