Ayer, Jorge Rial visitó a Luis Novaresio en el ciclo LNE (A24), donde manifestó que dejó de lado su promisoria carrera en el periodismo político, que venía cultivando hasta hace un par de años, porque “vinieron tiempos muy difíciles”. Asimismo, no dudó en calificar a la administración del presidente Mauricio Macri como “un accidente” y justificó esto argumentando que “estuvo en el tiempo y espacio correctos

“Cuando arranco él el periodo de Macri, en una reunión acá en América yo dije ´van a venir tiempos difícil para hacer periodismo político´ y vinieron, y fueron tiempos difíciles, muy difíciles. La verdad yo preferí dar un paso al costado porque sentí que iba a ser muy difícil, que iba a haber muchas presiones, y que nos iban a obligar a los medios a tomar posición”

“Yo me pregunto también quién dijo que éramos tan importante los medios. ¿Por qué nos creemos es esa cosa masturbatoria que tenemos los periodistas de escucharlos, vernos, y creer que somos fantásticos? ¿Quién dijo que somos tan importantes? Porque tenemos esa cosa de decir ´nos atacan… ¿Y si revisamos lo que hicimos estos cuatro años? ¿Hicimos las cosas bien? “La grieta” salió de la boca un periodista y “periodismo de guerra” salió de la boca de otro periodista y son dos cosas terribles que nos hicieron mucho daño al periodismo y a la sociedad”, dijo Rial, y agregó que “en estos cuatro años, el periodismo se vio obligado a militar, a tomar posición”.

Más tarde, Rial manifestó que sería “un milagro” que Macri revierta el resultado de las PASO y puso el foco en el estallido social que se vive en Chile. “Me parece que derechizar el discurso en este momento es un error y lo es también seguir hablando de Chile como ´el ejemplo a seguir´”, dijo.

“Ellos (por los chilenos) están todavía con el ´pinochetismo´ metido ahí. Ellos no superaron todavía eso: su constitución de los ´80 y la hizo (el ex dictador Augusto) Pinochet con cuatro tipo más, escondido. No es el ejemplo seguir. Creo que hay una movida, un movimiento, y no sé si es el momento para derechizar, de ´bolsonizar´. Si me preguntas cómo viene, yo creo que esta para terminar Macri”.

“Yo siempre creo que hubo un error nuestro, y sobre todo de los que lo conocíamos bien, porque era amigo de Mauricio Macri, y me hago la pregunta: ¿porque lo sobre valoramos tanto? ¿Qué tenía a Mauricio Macri tan especial como para que nos haya deslumbrado y nos haya dicho que era un estadista?”

“Yo creo que estaba en el tiempo y espacio adecuado”, le contestó Novaresio.

“¡Ahí está! Se hizo un agujero en tiempo y espacio, un ‘big bang’. ¿Viste esa cosa que pasa en cada cientos de años que se abre un agujero en el tiempo y en el espacio y pasa algo que atraviesa a la historia? Macri fue eso. Es lo que vos decís: estaba en el tiempo y en el lugar exacto. Podría haber sido cualquiera estaba pasando por ahí”

“¿Y cómo presidente, qué fue durante estos cuatro años?”, le retrucó Novaresio, sin esperarse la respuesta que iba a recibir.

Fue un accidente. Fue un accidente, sí, porque me hablas de la ciudad y yo digo ´si, la verdad hizo gestión pero tenía a Horacio Rodríguez Larreta atrás, que era el que laburaba. El que se levantaba a las seis de la mañana era Larreta. Él iba después, a las 11, cortaba las cosas, firmaba los decretos. Acá no tuvo un tipo que podía gobernar con él. Acá hubo gente que quiso gobernar por él. Un tipo nefasto como Marcos Peña”, dijo y lo comparó con el ex Ministros de Bienestar Social de Juan Domingo Perón José Lopez Rega, con la diferencia de que “este no es brujo”.

“En este país se manejaron algunas cosas por Whatsapp. (…) Para mí, (Macri) fue un accidente que desperdició una gran oportunidad histórica. Estaba todo dado para hacer una gran oportunidad histórica. Lo que pasa es que, tal vez por presiones o vaya a saber porqué, priorizó hacerle recuperar a él y a sus amigos derechos y bienes que ellos creían que habían perdido durante los últimos años”, recalcó.

“Yo digo que nosotros nos deslumbramos porque que pensamos cuando arrancó ´este tipo en la economía la tiene clara, es un capo. Van a venir todo los inversores porque son del palo y de la política va a aprender, pero se va a rodear de gente piola y está bien´. Todo al revés: hizo bien la política, rosqueó bien él pese a que él odiaba la rosca. Hubo un momento de brillantez de Marcos Peña al comienzo, como no estaba desgastado ni nada, había una cosa. Era el “CEO del año” y ahora no se puede ni presentar, no pueden subir a un escenario. Pero después, en la economía, le pifió absolutamente a todo. Tuvimos un ministro que metió cuatro devaluaciones, Nicolás Dujovne que tendría que estar dando la cara por todo esto”, concluyó aseverando que el actual Jefe de Gabinete “se crió en un balcón” porque “no tiene calle”.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre