Horacio Rodríguez Larreta trabaja en un acuerdo para que María Eugenia Vidal sea la presidenta del PRO nacional en caso que no llegue a retener la gobernación bonaerense.

La movida es parte del futuro armado partidario en el que el jefe de Gobierno porteño trabaja desde hace meses y que tendrá a Vidal como uno de los pilares. La estrategia inicial era que la presidencia del partido quede en manos de Francisco Quintana, sin embargo, el legislador asumirá en el Consejo de la Magistratura porteño.

Ahí es donde surgió la posibilidad de que la Gobernadora ocupe ese lugar que tiene una cuota de poder político importante. Según trascendió, en esa dirección trabajan -además de Rodríguez Larreta- un sector del gobierno nacional y algunos referentes del radicalismo.

Por ahora, el esquema forma parte de los borradores en los que el jefe de Gobierno traza el futuro del PRO como fuerza opositora en Nación y Provincia. Todo se terminará de definir inmediatamente después de la elección del 27. Los mandatos se vencen en la segunda semana de noviembre, pero en el partido creen que se estarán formalizando los nuevos nombres en marzo.

La jugada es parte de una reconfiguración de la estructura del PRO tras la caída de agosto. Marcos Peña ya comenzó a negociar con Rodríguez Larreta para salvar a su gente de confianza.

El jefe de gobierno porteño habría aceptado algunos pedidos de Peña para contener a sus dirigentes más cercanos en un eventual segundo mandato capitalino. Como contraparte, Peña no tendrá injerencia en las definición de la presidencia del PRO nacional.

En la gente que Peña pidió reciclar en el gobierno porteño se menciona a uno de los directores del Enacom, Agustín Garzón. El abogado, por intermedio de su jefe político, aspira a recalar en Modernización.

Otro de los hombres que Peña habría pedido contener es el diputado Sergio Wisky que tendrá difícil su renovación en Río Negro. También podría regresar al gabinete porteño es el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis. Otrora secretario de Turismo porteño, el ex corredor automovilístico necesita contener a sus actuales empleados en gobierno de la ciudad.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre