El presidente brasileño anunció esta mañana por Twiter que las multinacionales MWM -fabricante de motores-, la automotriz Honda y L’Oreal -cosméticos- le comunicaron que cerrarán sus fábricas en la Argentina para instalarse en Brasil.

“Es un nuevo gesto de confianza de los inversores para generar más empleos y un mayor crecimiento económico”, festejó. Pero no era verdad la información que estaba difundiendo.

La novedad anunciada por Bolsonaro era un triunfo en su pulseada sobre Alberto, con quien el brasilero mantiene un durísimo enfrentamiento desde que el peronista se impuso en las elecciones primarias. De todos modos, en las últimas horas bajó el tono y anunció que mandará a su vice a su asunción.

Sin embargo, el mensaje de Bolsonaro duró poco en su Twitter ya que desde las compañías involucradas salieron a desmentir la versión.

En el caso de Honda ya habían anunciado en agosto que dejará de producir autos en su planta de Campana, en la provincia de Buenos Aires, para concentrarse en la fabricación de motos. La multinacional japonesa será importadora de automóviles.

Desde la empresa de cosméticos L’Oreal, en tanto, aclararon que no tienen previsto irse del país.

Distinto es el caso de MWM que ya había anunciado en septiembre el cierre de su planta en Jesús María, Córdoba. La fábrica de motores indicó en ese momento que el respaldo para sus productos en el Mercosur se proporcionará a través de sus operaciones en Brasil, mientras que en Argentina mantiene su red de servicio, asistencia técnica y distribución de repuestos.

Más allá del paso en falso de Bolsonaro, el fallido anuncio da indicios de cómo será la relación con Alberto Fernández, con una política comercial mucho más agresiva de parte de Brasil, que se suma a los temores ya existentes de los empresarios con negocios en Argentina por la situación actual y por la posible aplicación de políticas similares a las de los gobiernos kirchneristas.

VIA LAPOLITICAONLINE.COM

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre