En su debut como DT del Matador, Camoranesi pudo transmitir a sus jugadores, parte de su idea futbolística, sobre todo en el primer tiempo. Durante ese período, el equipo de Victoria logró fluidez en el juego, partiendo de sus mediocampistas centrales, Menossi y Pittinari, el empuje de Janson, la claridad de Wilchez y la potencia y efectividad de Correa.

De un saque de arco de Javier García, nació la apertura del marcador, cuando el balón  fue hacía el colombiano, que no la pudo peinar, pero la pelota cayó en los pies de Batallini, defensa de Argentinos, quien perdió con Janson y este asistió a Correa, que definió picando la pelota sobre el arquero local.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez
En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vázquez

A partir de ahí, Tigre tuvo un par de oportunidades más para aumentar el marcador, pero no estuvo fino para definirlas y así se fueron al descanso.

En el segundo tiempo la cosa cambió, con el ingreso de Rinaldi y Cabral, más lo retrasado que jugó Tigre, Argentinos se paró bien adelante en campo rival y aunque era des-prolijo en la elaboración, impuso condiciones a pesar de exponerse a los contra ataques del Matador, que no fueron eficaces.

El Pocho Insúa y el Lobo Ledesma intentaban darle forma a la ofensiva del bicho, pero la falta de claridad hacía que choquen ante la defensa visitante.

Hasta que llegando a los 30 minutos Insúa recogió el balón cerca del área de Tigre sobre la izquierda, buscó a Rinaldi que pasó de largo sin tocar la pelota pero arrastrando la marca de Blengio y por detrás apareció Cabral en carrera apoderándose de ella y enfrentó cara a cara a García, para poner el empate en una definición muy parecida a la de Correa, picándola.

Los minutos restantes fueron entretenidos de ida y vuelta, donde Tigre tuvo un par de chances muy claras para llevarse los tres puntos del Diego Maradona, pero no pudo concretar.

El 1 a 1 estuvo bien mas allá de una leve superioridad de Tigre, quien tuvo las chances más claras

Dejar una respuesta