Según un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la cantidad de personas que trabajan de manera informal, es decir sin registrar los aportes jubilatorios, aumentó a un 33,7% durante el segundo trimestre del corriente año, lo que significó una leve suba de tres décimas en relación al 33,4% de igual período de 2016.

El empleo “en negro” se mantuvo en de estos niveles a lo largo del último año, en un contexto en el que la actividad económica creció 1,6% durante el primer semestre de 2017, de acuerdo a cifras propias del Indec.

Asimismo entre abril y junio de este año e igual lapso de 2016, la tasa de desocupación disminuyó al 8,7%, desde el 9,3% que que se registraba en el mismo período del año anterior.

Esta baja en el desempleo se combinó con un repliegue de la Tasa de Actividad, en otras palabras, la cantidad de gente en busca de trabajo, que se ubicó en el 45,4% al término del segundo trimestre, contra el 46% de igual registro del 2016, pese al ingreso de unas 200.000 personas al mercado laboral.

Con un promedio de trabajadores no registrados del 33,7% a nivel nacional, la región del Noroeste encabeza la lista con el 40,8%, y Cuyo con el 38,8%, seguido por la Patagonia con el 18,7% el área de menor nivel de informalidad laboral.

Dejar una respuesta