El cantante Enrique Iglesias causó asombro e indignacion ante el público asistente que se quejó porque el cantante de 40 años se puso a balbucear su canción “Cuando me enamoro” en lugar de cantar.

Enrique IglesiasEn el colmo de la improvisación, el español comenzó a beber y reír con un amigo mientras el concierto transcurría.

Enrique Iglesias terminó el concierto en menos de dos horas y ni siquiera se despidió de los admiradores, quienes esperaban un show inolvidable.

Dejar una respuesta