En diálogo con Radio del Plata, Alberto Fernández señaló que “hay que terminar con la idea de que el peronismo es el partido de la oportunidad” y le puso límites a la composición de un nuevo armado justicialista que pueda competir con Macri. “A mí no me van a sentar con los que apoyaron a Moreno todos estos años, porque gran parte del descalabro que se vive es culpa de lo que él hizo”, aclaró.

“La idea de que todos unidos triunfaremos no alcanza, porque ya esta altura no sabemos lo que es el peronismo”, insistió el ex Jefe de Gabinete, y dijo que para discutir primero hay que hacerse cargo de cada error y apelar a la sinceridad.

“El PJ Con CFK fue patético, fue el partido de la obediencia, el partido que no se animó a decirle que estaba equivocada”, agregó Fernández.

En relación al rumbo económico del gobierno nacional, el integrante del Frente Renovador insistió con la idea de que Macri acertó con el diagnóstico pero se equivocó en la terapia.

“Llevó la inflación de 25 puntos a 40, aumentó el déficit fiscal, aumentó un millón y medio la pobreza, potenció todos los problemas”, esgrimió.

macri“Es muy posible que estemos en el fondo del pozo”, declaró Fernández, y consideró inaudito que actualmente, sean 9 funcionarios los que resuelvan la política económica del gobierno.
“Toda la fiesta del fin de las retenciones, le significó al estado perder 4 mil millones de dólares”, sostuvo.

“El ministro Cabrera, con una economía que no para de caer, con una actividad industrial que es a la baja, lo único que sabemos de él es que se fue un fin de semana con Juanita Viale”, chicaneó el ex Jefe de Gabinete, y le endilgó no saber nada sobre las economías regionales.

Sobre el perfil del Frente Renovador, Fernández desestimó la idea de oponerse sistemáticamente al gobierno, y aclaró que el FR cuando tuvo que votar leyes que no coincidían con los intereses del oficialismo lo hizo.

Consultado sobre la cercanía del espacio con la gobernadora María Eugenia Vidal en Provincia, señaló que “tenemos que ayudar a un gobierno que de otra manera no podría hacer nada”.

“Vidal pelea contra los peores monstruos que uno imagina, y si ella no contara con un apoyo legislativo del FR tendría problemas enormes para gobernar”, expresó.

Por último, explicó que no habla con CFK desde hace muchos años, pero que intercambia charlas con Máximo Kirchner.

“Hay que desmitificar, porque esta historia de que cuando uno habla con Macri es un estadista y cuando habla con Máximo es un crápula no la voy a aceptar nunca”, aseveró.

Dejar una respuesta