Aníbal Fernández y Julián Domínguez protagonizaron una de las internas más feroces del calendario electoral de 2015, y ayer la revivieron públicamente.

El ex presidente de la Cámara de Diputadosaseguró que perdió las PASO porque su rival hizo fraude: “Hubo una mano negra, cosas que no se pudieron explicar; por ejemplo, no coincidían las actas del correo con las de los fiscales”, denunció el ex legislador..

ANIBAL FERNANDEZ“Terminé de hacer la auditoría que encargamos 30 días de la elección y no dio el resultado que publicó el correo: ganamos nosotros”, amplió Domínguez, quien apuntó que en ese momento no reclamó por una cuestión de “responsabilidad” -tras el escándalo que se produjo en Tucumánpor una acusación similar- y porque siempre privilegió “el interés del conjunto al personal”.

Aníbal Fernández se enteró de las declaraciones a través de Twitter y no reaccionó de buena manera: “Aparte de traidor, un idiota”, replicó mediante un post en su cuenta de la red social mencionada.

Dejar una respuesta