En Salta, el Millonario comenzará la defensa del título en la Copa Argentina ante Atlas, el equipo de la quinta categoría del fútbol metropolitano que ganó hinchas desde que tiene un programa en la TV. Atlas no tiene nada que perder y todo por ganar.

Pero para Atlas no será un encuentro más. Es que enfrentará por primera vez en su historia a River. Por eso, tanto la institución como los hinchas de dicho club han hecho dos lanzamientos de indumentarias con edición limitada: camisetas especiales para el partido y un poncho recordatorio para los jugadores e hinchas.

Pero Atlas no estará solo. La mitad más uno del país estará pendiente que ocurra el milagro, donde un equipo chico de la división menor del fútbol le gane a su clásico rival. Si eso ocurriera, nunca más el gallinero podrá olvidar dicho traspié. Atlas sueña. Boca espera y River tiene toda la presión.

El partido, correspondiente a los 32avos de final, se desarrollará desde las 21.10 en el estadio Padre Martearena con arbitraje de Ariel Penel. La Banda, ganador de la última edición en aquella ecléctica final ante Rosario Central, al que venció por 4-3 en Córdoba, llega a la cita con el mismo equipo que clasificó a los cuartos de final la Copa Libertadores.

Con algunas posibles variantes posicionales en el medio campo, el DT Marcelo Gallardo, probó la misma formación que jugó ante Guaraní en el Monumental la semana pasada. La práctica fue a puertas cerradas en su estadio horas antes del viaje a la provincia norteña.

Pese a que River hizo un flojo partido, Gallardo renovó la confianza de los jugadores, aunque Enzo Pérez -recuperado de un corte en una pierna- jugaría más adelantado y suelto para conectar juego con los Ignacio Fernández, por derecha, y Gonzalo Martínez, por izquierda, y con Lucas Alario, el delantero de punta.

En Atlas, como partido especial que es, se retirará su máximo ídolo y artillero, Wilson Severino, a los 37 años, que vuelve para este partido tras un año de inactividad. El entrenador César Rodríguez definirá si lo pone de entrada o avanzado el partido.

Atlas se convirtió en la Cenicienta de la Primera D, en la que solía terminar por los últimos lugares cada campeonato, hasta que el club se hizo conocido por un programa semanal de TV: “Atlas, la otra pasión”. Un mes atrás llegó a la final por el ascenso y perdió el clásico local ante Leandro N. Alem.

El ganador del partido jugará con Instituto por los 16avos de final.

Dejar una respuesta