El secretario general de la Federación de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (FeHGRA) Luis Barrionuevo, sostuvo que “la idea no es unificar (las GCT) para estar en contra de alguien y, en realidad, en ninguna de las centrales existe clima ni ganas de ir a un paro general, como plantearon algunos. El movimiento obrero tiene una gran responsabilidad“, en relación a la medida de fuerza que tomarían las sindicales obreras en repudio al veto de la Ley antidespidos por parte del Mauricio Macri.

El líder de la CGT Azul y Blanca adelantó que desde las tres CGT se trabaja para ultimar “los detalles de la unidad, siempre con los lineamientos del General Juan Perón como norte y evitando la participación de quienes, utilizando a los trabajadores para su beneficio, llevaron a la Argentina a la profunda crisis actual“.

barrionuevoBarrionuevo aclaró que la no participación el 29 de abril último de la central que lidera en la marcha por el Dí­a del Trabajo “no fue en desmedro de la unidad de la CGT, para la que se trabaja“, y ratificó que ninguno de sus tres jefes actuales debe continuar. “Luis Barrionuevo, Hugo Moyano y Antonio Caló cumplieron un ciclo en la central obrera y deben dar un paso al costadopara que otros dirigentes la conduzcan“, aseguró.

Sin embargo, juzgó “desafortunadas” algunas medidas oficiales -como el aumento de los servicios públicos y los combustibles y “privilegios para el sector empresarial que, como siempre, no respondió con grandeza y aumentó los precios indiscriminadamente“.

Aseveró que su gremio continuará reclamando “la modificación del impuesto a las ganancias a fin de evitar el flagelo de un tributo al trabajo ilegí­timo y confiscatorio“, pero expresó que en la actual etapa “es necesario priorizar la colaboración con un gobierno que recién se inicia y otorgarle el tiempo mí­nimo para enderezar el rumbo frente a la herencia recibida, aunque sin dejar de considerar el plan de lucha que se debata en el futuro si no se satisfacen las necesidades“.

Dejar una respuesta