Fuentes de su cuerpo técnico le aseguraron hoy que las variantes serán “una o dos” respecto de la formación que anoche igualó sin goles con Racing Club en un encuentro jugado sin público en La Bombonera, por la segunda fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Bentancur y Carrizo comenzaron en el banco el compromiso internacional e ingresaron en los 20 minutos finales en reemplazo de Pablo Pérez y Andrés Chávez, respectivamente.

De confirmarse esas mismas variantes, los once iniciales en el estadio Monumental serán: Agustín Orión; Leandro Jara, Daniel Díaz, Juan Insaurralde y Jonathan Silva; Marcelo Meli, Fernando Gago y Bentancur; Nicolás Lodeiro, Carlos Tévez y Carrizo.

Guillermo y su hermano Gustavo, ayudante de campo, dialogaron con Carrizo por separado durante el entrenamiento y luego, en un ensayo de fútbol reducido, alentaron de manera particular a Bentancur.

lollo racing boca

En ese táctico, no participaron los futbolistas que jugaron la mayor parte del encuentro con Racing, quienes realizaron tareas regenerativas después de una charla grupal con el preparador físico Javier Valdecantos.

Por su lado, el delantero Daniel Osvaldo, que se recupera de una fractura en el quinto dedo del pie derecho, continuó con su rehabilitación en kinesiología, y recién estará disponible para el partido ante Lanús, por la octava jornada del campeonato local.

Durante la prueba de fútbol ordenada hoy en el complejo ‘Pedro Pompilio’, el DT dejó en evidencia su voz de mando ante el plantel. “Vamos, bien parados y organizados, le complicamos la vida al rival”, gritó Guillermo a una defensa compuesta por Gino Peruzzi (repuesto de su pubalgia) Fernando Tobio (recuperado de una contractura en su rodilla derecha), Alexis Rolín y Frank Fabra. El arco fue ocupado por Guillermo Sara y delante de linea de fondo, se ubicó Andrés Cubas y más tarde, a su lado, Cristian Erbes.

“Vamos hay que hacer más goles” le reclamó a Bentancurt, Sebastian Palacios, Carrizo, Nicolás Colazo y a los juveniles Nahuel Molina y Julián Chicco.

“Jueguen como si fuese el domingo”, fue su exigencia generalizada sobre la predisposición de cada jugador en la práctica.

Boca volverá mañana desde las 10 a entrenarse en Casa Amarilla, donde Barros Schelotto parara el posible equipo para jugar el súperclásico. Desde el mediodía, el plantel quedará concentrados en el hotel Madero hasta la hora del partido.

Boca enfrentará a River por el interzonal de la sexta fecha del Torneo Transición, el domingo desde las 17 en el Monumental con el arbitraje de Patricio Loustau.

Dejar una respuesta