Boca gana. Boca gusta. El equipo de los mellizos venció a Racing por 4 a 2 y ahora quedó como único escolta de Estudiantes de L.P., quién empató de local con Talleres de Cba.

Se esperaba mucho de este encuentro entre xeneizes y académicos, ya que ambos pelean el torneo y venían de buenas victorias en la anterior fecha. Boca había ganado en el Gasómetro 2 a 1, y los de Zielinski llegaban con una goleaoa bajo el brazo, en el clásico barrial ante Independiente por 3 a 0.

Pero hubo diferencias bien marcadas entre un equipo y el otro, ya que desde el arranque se vio un Boca muy ambicioso y agresivo, mientras que Racing poblaba el medio para recuperar la pelota y asistir a sus peligrosos delanteros .

Pero hubo un jugador que se encargó de marcar los tiempos del partido, de elegir siempre la mejor opción de pase, largo cuando lo pedía la jugada y corto para romper líneas, ese jugador fue Fernando Gago, quien tuvo una excelente actuación y desnudó todas las falencias de Racing en defensa.

boqui-racingY desde los pies de él nacieron los dos primeros goles del partido, con jugadas muy bien elaboradas, y con otros interpretes que se sumaron a la obra del volante central. Entre ellos, Pablo Perez, Bentancur, Tevez, Pavón y Bou, que abrieron grandes surcos para una gran fluidez en cada ataque de Boca, así llegarían al descanso con un 2 a 0 para el local, Insúa en contra tras intentar rechazar la buena definición de Fabra, y Walter Bou, luego de otra gran jugada colectiva.

Apenas comenzaba la segunda mitad, y el xeneize encontraba el tercer gol, luego de una subida a pura velocidad de Pavón por derecha, quien envió un centro rasante atrás, Tevez no pudo conectar bien y le quedó el rebote a Bou que definió cruzado y puso el 3 a 0, y parecía que se venía el papelón de los albicelestes. Pero minutos después, Romero recibió en tres cuartos de cancha rival, y asistió de manera formidable a Lisandro López, que conectó de primera para descontar, 1 – 3 y la academia seguía con vida.

Y Boca lo pudo haber liquidado luego, primero con Tevez, asistido de gran manera por Gago, gambeteó a Orión y Nico Sánchez le ahogó el grito sobre la línea. Un ratito después, Bou no pudo mano a mano con el uno de Racing, tras otra gran asistencia de pintita.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez
En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Encima a la jugada siguiente, tiro libre para la academia, remate del otro Bou directo al arco, Sara dio rebote y Licha López, más rápido que todos, lo tomó y marcó el 2-3 a quince minutos para el final. Ahora podía pasar cualquier cosa, pero Gago encarriló el resultado junto a Tevez, el cinco xeneize metió un gran pelotazo largo a Pavón que definió bien pero Orión logró tapar, el rebote lo peleó el apache con Sánchez, lo desplazó con el cuerpo, amagó a rematar de zurda ante el defensor que se había recuperado y cruzó con derecha para terminar la historia en la Bombonera, 4 a 2 merecido para Boca, que con la vuelta de Gago en gran nivel, ganó dos partidos importantes, de esos que se le venían reclamando que gane y se puso a sólo 2 puntos del pincha platense, que sacó 1 unidad sobre 6 posibles en estas últimas dos fechas.

El campeonato toma otro color, los equipos grandes merodean la punta y parece que los de Guillermo, terminaron de despertarse.

Dejar una respuesta