Le costó más de la cuenta al equipo de los mellizos, lograr imponerse por amplio margen a su rival, el mismo que lo había complicado en otra edición de esta copa, llevando aquél encuentro a definición por penales, la cual también ganó el “Xeneize”.

Pero esta historia fue un poco distinta, Boca sabe que depende de salir campeón en este torneo, para lograr clasificar a la Copa Libertadores del próximo año y esa presión la sentirá cada partido que juegue, hasta donde pueda llegar. Los de Guillermo se pusieron en ventaja rápidamente a los 15 minutos de empezado el partido, cuando en un mal rechazo de la defensa de los tandilenses, Fabra tomó la pelota por izquierda, al costado del área y envió un preciso centro a la cabeza de Benedetto, que puso el 1 a 0 y marcó su primer gol con la camiseta azul y oro.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez
En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

Boca no pasó sofocones durante todo el encuentro, hasta que faltando un cuarto de hora para él final, Bentancour perdió una pelota en mitad de cancha, tomó la pelota Michel y sacó un gran remate desde larga distancia que se le metió por arriba al arquero Sara, 1-1 y los interrogantes comenzaron a aparecer. Pero sólo por minutos, ya que en una buena jugada que comenzó por la derecha del ataque xeneize, terminaría por izquierda cuando Pavón ingresó sólo, un paso adelantado y definió de manera exquisita para marcar el definitivo 2 a 1 y esperar por su próximo rival, que será Lanus en 8vos.

Dejar una respuesta