En el último suspiro, River rescató un punto ante Banfield. Lucas Alario convirtió de cabeza el 1-1 a través de una pelota parada a falta de tres minutos para terminar el juego y le impidió a Banfield llevarse la victoria del Monumental. Es el quinto partido consecutivo en que el equipo de Marcelo Gallardo no logra la victoria.

Más allá del empate en el cierre, no fue una tarde destacada de River, que contó con Andrés D’Alessandro como carta más importante en la ofensiva. Además de no estar fino en la elaboración de juego, desperdició una situación inmejorable para abrir el marcador cuando el juego estaba sin goles: a los 27 minutos del primer tiempo, Rodrigo Mora erró un penal.

En el complemento, se retiró Emanuel Mammana y en su lugar ingresó Gonzalo Martínez, pasando Leonardo Ponzio a la zaga central. A través de su sector, Banfield aprovechó una desconcentración y consiguió el primer tanto del encuentro a los tres minutos del complemento gracias a un cabezazo de Santiago Silva, quien quedó en soledad en el área tras un avance por izquierda de Alexis Soto.

Luego, con más empuje que precisión, River buscó el empate hasta el final del partido y lo consiguió a través de a una pelota parada. Tabaré Viudez ejecutó un tiro libre desde la izquierda, que rozó Alario con su cabeza, rebotó en el arquero Iván Arboleda y se metió de lleno en la red. Con el empate, el Millonario acumuló su quinto partido sin triunfos entre campeonato y Copa Libertadores -una derrota y cuatro empates-.

EL PENAL QUE ERRÓ MORA

EL GOL DE SANTIAGO SILVA

EL GOL DE LUCAS ALARIO

 

 

Dejar una respuesta