El cineasta Juan José Campanella, se manifestó indignado con el violento despido del presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, a quien echaron del cargo en medio de acusaciones de corrupción. Con esto el gobierno logró enajenar el apoyo de uno de sus más encendidos defensores y factótum de la movilización del 1ª.

“No hay UNA persona en la industria del cine, NI UNA, que tenga dudas sobre la honestidad de Alejandro Cacetta. Horrible y torpe opereta”, expresó Campanella, en un tuit, furioso en la noche de este miércoles.

El galardonado cineasta no se quedó en el tuit. En pocas horas consiguió el respaldo de prácticamente todas las instituciones representativas de la industria del Cine, en respaldo del ex presidente de Patagonik Film.

En pocas horas Campanella consiguió el respaldo de prácticamente todas las cámaras y asociaciones del cine, que salieron en respaldo a Cacetta y no dudaron en cuestionar al ministro Avelluto.

La Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC), difundió un comunicado, que se envió a redacciones y se publicó en las redes sociales, donde le recuerda al Gobierno que “Cacetta llegó al cargo a partir de un consenso general de toda la Industria que postuló su nombre en una asamblea democrática en acuerdo con el Ministerio de Cultura de la Nación, un hecho sin precedente en la cultura nacional”.

“Es por este motivo que el pedido de renuncia resulta sorpresivo y supone un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia que, desde el Ministerio de Cultura, se impuso oportunamente al momento de elegir a las autoridades del INCAA”, agrega el texto.

El texto desliza la posibilidad que su salida, que terminó de empujar el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, esconda un propósito de meterle mano y ajustar el presupuesto de 2.800 millones por año que maneja el Instituto.

“No descartamos que esta pueda ser una nueva embestida de sectores que consideran que el Cine Nacional es tan solo una “mercancía” más que no debe ser sostenido por el Estado, y buscan desactivar los mecanismos de su legítimo financiamiento”, señala en ese sentido el comunicado firmado por casi todas las cámaras y asociaciones del cine.

Dejar una respuesta