En un evento de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el ministro de Finanzas, Luis Caputo, informó que la Argentina logró este año financiarse en el exterior a una tasa promedio del 4,6% en dólares, aunque admitió que aún falta que eso “llegue a las pymes y a la gente”.

“El costo del capital y el acceso al financiamiento son dos preocupaciones centrales para la gestión”, sostuvo el funcionario y agregó que hubo un antes y un después del tratado con los acreedores externos, los holdouts.

Las declaraciones del ministro vienen en consonancia al duro documento publicado ayer por la UNIÓN DE EMPRENDEDORES DE LA REPÚBLICA ARGENTINA donde manifiestan que la ley de emprendedores y las medidas del gobierno dejan afuera a 4.000.000 millones de monotributistas, PYMES, MICROPYMES y autónomos. 

En tanto, Caputo mantuvo que con la salida del default “se ha logrado bajar el costo del financiamiento en dólares a una tasa promedio del 4,6% este año”. Al tiempo, señaló que el desafío es que ese avance en el financiamiento externo “llegue a todos los actores de la economía, a las pymes y a la gente, para que el crecimiento del país sea realmente sostenible en el tiempo”.

En el encuentro sobre financiación de la inversión para el desarrollo, organizado por la AEA en un hotel porteño del barrio de la Recoleta, Caputo se presentó ante los empresarios y banqueros presentes como un hombre “de gran optimismo”, que tiene “la convicción de que la Argentina está en el camino correcto”, aunque aclaró que la velocidad que tome el despegue “depende de todos”.

“Es un gran día, una gran oportunidad para escuchar opiniones, sugerencias y críticas de los empresarios, de primera mano. Ustedes no son actores de reparto, sino que son centrales, como la gente que nos vota y nos apoya”, declaró el funcionario.

Dejar una respuesta