Las PYMES no dan mas. Un informe realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) junto al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y sus cámaras asociadas, reveló que en los primeros meses del año cerraron 6.800 pymes y se perdieron más de 150 mil puestos de trabajo.

En declaraciones al Diario Popular, Ariel Aguilar, presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA) reveló que: “Existe una caída del consumo en el orden del 25% en textil, calzado, metalúrgica, marroquinería y muebles. A eso le agregamos una suba en las importaciones en un promedio del 30%, con picos de hasta 50% en algunos sectores. Esos números no son discutibles, son sumas y restas. La crisis se sintió en todos los sectores, pero un poco menos en agroindustria y en servicios y muchísimo más en mano de obra intensiva”.

En la misma sintonía que Aguilar, Julián Moreno, presidente de la Delegación Buenos Aires de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresario (APYME), explicó que: “Las empresas que requieren de mucha energía, están realmente muy mal por el aumento de tarifas. Las que compiten contra la apertura de importaciones de manera desleal están muy mal y las que dependen del mercado interno también”.

Desde la Unión de Emprendedores, su vocero Rodolfo Llanos, manifestó “no se abren nuevas empresas y no se crean nuevos emprendimientos. Vamos a tardar años en volver a generar una cantidad de start-up que reemplace todos los que cerraron. Hay mucha inteligencia desperdiciada y esfuerzos malogrados por esta decisión económica nacional”

Dejar una respuesta