En medio de la campaña electoral y a sólo tres meses para las elecciones legislativas de octubre, este domingo se llevaron a cabo los primeros comicios del año en la provincia de Chaco, donde triunfó el peronismo local. Si bien Cambiemos aumentará la cantidad de bancas bajo su órbita en la legislatura provincial, los resultados no fueron los mejores para el oficialismo que quedó en segundo lugar.

El frente Chaco merece más, bajo el brazo del Partido Justicialista, se impuso con el 44,6 por ciento de los votos, superando a Cambiemos casi por diez puntos, que alcanzó el 35,5%, y el Partido Obrero llegaba a seis puntos, según el diario provincial Norte. Estos datos surgían del escrutinio provisorio de aproximadamente la mitad de las 3104 mesas de la provincia.

No obstante, Chaco merece más se quedará con ocho de las 16 bancas en juego, lo que significa que pierde una de las nueve que tenía. Cambiemos obtiene siete y el PO podría acceder a un escaño.

El gobernador chaqueño, Domingo Peppo, estimó que en la elección participó “poco más del 60 por ciento del electorado” de 908.073 ciudadanos. El mandatario afirmó que la jornada cívica se desarrolló “con normalidad”, en relación a las 641 mesas voto electrónico incorporado al sistema de cómputos provisorios y una porción del voto en papel.

El candidato de Cambiemos en la provincia, Leandro Zdero, reconoció la derrota, aunque destacó la labor en Resistencia: “Los miramos a los ojos y nos comprometimos con los vecinos de esta ciudad. Agradecemos a los que han puesto alma, corazón y vida para que Resistencia tenga la posibilidad de cambiar, crecer, soñar y no resignarnos”.

En tanto, reconoció el labor de quienes trabajaron en la campaña: “A quienes hicieron el esfuerzo de llegar con el mensaje, de manera austera y con mucho sacrificio, cara a cara con la gente”.

Dejar una respuesta