Debido a las inclemencias climáticas, los dos integrantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) llegaron el viernes por la noche a las Islas Malvinas en lugar del jueves, es por eso que el arranque de la misión humanitaria preparatoria para la tarea de identificación de los cuerpos de los soldados argentinos enterrados como NN comenzará recién mañana”, informó hoy a Télam Sandra Lefcovich, vocera de la delegación de la CICR de Brasil. De los 237 soldados argentinos que están enterrados en el cementerio de Darwin, 123 están sin identificar.

Lefcovich detalló que: “Como es una misión preparatoria, que básicamente se encargará de definir las necesidades logísticas para la tarea de identificación de cuerpos (que comenzarán en julio), sólo está integrada por dos personas: el suizo Laurent Corbaz, quien trabaja en el CICR desde 1985 y es el jefe del proyecto, y Patrick Sherry, que es administrativo”.

“La misión estará en las islas hasta el 10 de febrero, y más allá de la pequeña demora, es importante destacar que se realiza en el marco de lo que Argentina y el Reino Unido acordaron a fin de año”, sostuvo la vocera en referencia al acuerdo que el 20 de diciembre pasado firmaron en Londres los gobiernos de ambos países.

El presupuesto previsto para la identificación de los cuerpos rondaría los 1.400.000 francos suizos (unos 22 millones de pesos) que serán pagados en partes iguales entre la Argentina y el Reino Unido. La intervención de la Cruz Roja se originó a partir de un pedido hecho en abril de 2012 a ese organismo por parte del entonces gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a partir del pedido de unos 80 familiares de los soldados argentinos sepultados sin identificar en las islas.

Recientemente, desconocidos profanaron el cementerio de Darwin y le quitaron parte de la cabeza a la Virgen de Luján que se encuentra en una ermita. El episodio no fue aclarado aún por la policía local, pero fue repudiado por la canciller Susana Malcorra, el vicecanciller británico Alan Duncan y también por el embajador del Reino Unido Mark Kent.

Dejar una respuesta