Uno de los gobernadores más importantes y allegados al Gobierno Nacional quedó en la mira de la Justicia a partir de la investigación de una red de trata de personas y explotación sexual en su provincia.

Se trata del gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, que esta ligado a un caso de explotación sexual. La jueza a cargo, Cristina Pozzer Penzo, decidió abrir una nueva causa para investigar la protección política y judicial tras procesar a 18 integrantes de esa red. Uno de ellos es el comandante retirado de Gendarmería José María Viero, del área de inteligencia de esa fuerza de seguridad.

Durante la instrucción del primer expediente surgieron datos acerca de la vinculación de Viero con el gobernador aliado de Cambiemos y hay constancias de un diálogo entre ellos en el cual hablan justamente de arreglar la designación del juez federal de Paso de los Libres, la ciudad donde operaba la red.

Por lo que se pudo saber de la investigación, la red explotaba a mujeres argentinas, brasileñas y paraguayas. La investigación que permitió desbaratarla comenzó en 2013. El 3 de septiembre pasado, tras casi cuatro años de trabajo en la causa, la jueza federal subrogante Pozzer Penzo procesó a 18 personas.

Pozzer Penzo dictó los procesamientos en línea con lo solicitado por los fiscales Carlos Schaefer, Fabián Aníbal Martínez y Mirian Benítez, con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, a cargo de Marcelo Colombo y Alejandra Mángano. Otro de los procesados fue el ex fiscal federal de esa jurisdicción Benito Pont, cuñado y socio comercial de Viero, quien también aparece involucrado en maniobras de contrabando en la Aduana de Paso de los Libres y el aeropuerto de Ezeiza, venta de combustible YPF a menor precio del valor oficial, actividades financieras no autorizadas y lavado de dinero producto de sus actividades ilegales.

La red de trata de personas y explotación sexual operaba desde hacía muchos años y del trámite de la causa surgió que contaba con un blindaje político-judicial. Entre las numerosas transcripciones de llamadas telefónicas incorporadas al expediente hay varias entre Viero y Colombi. “Todas las conversaciones (telefónicas) dejaron a la luz la relación personal cercana entre Viero y el gobernador, lo que trae aparejada la necesidad del inicio de otra investigación –distinta de esta– en relación al tráfico de influencias”, señaló Pozzer al dictar los procesamientos a principios de este mes.

Hay dos llamadas puntuales que llamaron la atención de los investigadores. Las realizó Viero el 6 de mayo de 2016. La primera es breve. Quien habla con el gendarme retirado le dice: “Hola José María, estate atento que te está por llamar el jefe.” El expediente judicial consigna que en la segunda es el propio Colombi el que habla con Viero, que abrió el diálogo.

–Harían algo el 17, los muchachos. Proponiendo a ése, viste.

–¿Quién lo haría?

–Ahí en Acuerdos. No se cumpliría lo que vos me decís. Me dicen ellos mismos.

–¿Y a quién propondrían?

–Al que vos sabés, de ahí de Libres.

–Pero lo va a tener que mandar el Ejecutivo. ¿Lo van a mandar?

–Bueno pero, qué sé yo. Es la versión. Desconozco. Vos lo manejas bien. Te paso eso solamente.

–¿Y de dónde salió eso?

–De acá, de una buena fuente.

–Voy a ver eso, pero están los números para que salgan.

–Bueno, bueno, listo.

–Bueno, avisame amigo.

–Bueno, te sigo avisando.

En el auto de procesamiento dictado por Pozzer se consigna que los llamados “provienen de líneas telefónicas pertenecientes a la Secretaría General de la Gobernación de la Provincia de Corrientes”.

En el juzgado de Paso de los Libres se tramita desde 2008 una causa contra Colombi por “enriquecimiento ilícito, evasión fiscal agravada, falseamiento de declaración jurada patrimonial, asociación ilícita, infracción a la ley penal tributaria, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad” por una sospechosa operación inmobiliaria. A mediados del año pasado trascendió que ese juzgado había sido objeto de espionaje. Un técnico informático detectó que a partir de febrero de 2016 se habían registrado más de 33 mil accesos remotos a sus computadoras.

“Podían modificar el contenido de los expedientes o falsificar sus contenidos”, explicó entonces Pozzer Penzo sobre el alcance de la intrusión. Todas las miradas apuntaron a Colombi. La magistrada no descartó ninguna hipótesis.

De las intervenciones telefónicas ordenadas por Pozzer Penzo en la causa sobre la red de trata de personas y explotación sexual surge que mientras avanzaba la investigación que terminó con su procesamiento a principios de septiembre, Viero recurrió a sus contactos políticos y judiciales para tratar de desviarla. “Todas estas conversaciones, sumadas a la que dejaron a la luz una relación personal cercana entre Viero y el gobernador de la provincia, Ricardo Colombi, traen aparejada la necesidad del inicio de otra investigación”, fundamentó la jueza su decisión de ir ahora en busca de los cómplices de Viero en el ámbito de la política y la Justicia.

Con información de: Página 12

Dejar una respuesta