El Frente Renovador quiere tener voz en el manejo de la caja de la Obra Publica en la Provincia de Buenos Aires. Maria Eugenia Vidal se había comprometido a darles participación y ayer cambió de rumbo. El Frente Renovador salio con los tapones de punta. “La Gobernadora se llena la boca hablando de institucionalidad pero no dudó en engañar para salirse con la suya”, afirmó Jorge D’Onofrio al referirse al veto de María Eugenia Vidal que le niega a la oposición la posibilidad de asesorar y dictaminar sobre obras, en el marco del Fondo para Infraestructura Municipal.

D’Onofrio, presidente del bloque de senadores del Frente Renovador sostuvo: “Durante el debate de las leyes de Presupuesto y Fiscal Tributaria todos los espacios de la oposición hicimos propuestas, algunas aceptadas y otras no, pero alcanzamos un acuerdo y le dimos a Vidal las herramientas que necesitaba”.

Asimismo explicó “Una de esas propuestas fue la creación de una comisión de seguimiento de las obras del Fondo de Infraestructura Municipal con la participación de todos los distintos espacios políticos que integran el cuerpo legislativo”.

“Condicionado a la inclusión de esas modificaciones es que oficialismo y oposición aprobamos estas leyes. Una vez aprobado la Gobernadora vetó el artículo que le permitía a la oposición participar del control y de poder opinar sobre la obra pública que necesitan los bonaerenses” señaló el dirigente de Pilar.

“De los acuerdos a la estafa”, continuó D’Onofrio; quien además sentenció: “Parecería que hay un Cambiemos en el poder legislativo y otro en el ejecutivo que no se comunican o deliberadamente decidieron engañar a la oposición”.

“Lamentamos que estas actitudes antidemocráticas se empiecen a hacer costumbre en esta gestión. Cambiemos al final es Mantengamos… o Vetemos”, concluyó el presidente del bloque massista en la Cámara alta

Por su parte, el senador marplatense, Gabriel Pampin, se refirió a Vidal como “una vetadora serial” y que sigue la línea del Macri con los vetos.

Dejar una respuesta