La imputación a Mauricio Macri por las sociedades offshore encendió la furia en el bloque de legisladores oficialistas. En la mira, pusieron al fiscal federal Federico Delgado, autor del requerimiento de instrucción y medidas de pruebas contra el Presidente.

El diputado nacional del PRO, Pablo Tonelli, fue con los tapones de punta. “A mí me parece perfecto que el fiscal investigue, pero me parece que ha sido un poco temerario al imputar al presidente de la República, podría haber iniciado la investigación sin imputar a nadie”, dijo el integrante el legislador y miembro del Consejo de la Magistratura en declaraciones a Radio Nacional.

“El fiscal no propone ninguna prueba para acreditar la sociedad de Panamá”, agregó Tonelli, y consideró que Delgado debe pedir “opiniones de expertos para ver si el Presidente tenía o no la obligación de declarar (la sociedad Fleg Trading Ltd.), entonces, si tiene que pedir opinión, y no sabe… ¿cómo se atreve a imputarlo?”, desafió el consejero macrista.

Tonelli concluyó que “es una imputación temeraria, no bien fundada y cuando lo es contra el Presidente de la República yo veo cosas raras detrás de esa imputación”.

macriPara el diputado nacional del PRO Daniel Lipoveztky, la imputación fue “prematura”. “El debate profundo es si es pertinente que exista este tipo de régimen de los paraísos fiscales”, dijo y aclaró que por ahora, “es un régimen legal y la Argentina lo permite”.

Su compañero de bancada y exdirectivo de la DAIA, Waldo Wolff, también cuestionó la apertura de una investigación contra el mandatario, aunque minimizó las posibles consecuencias. “Está dentro de sus funciones que el fiscal Federico Delgado haya imputado al presidente, puedo no estar de acuerdo, no soy abogado, pero hay que sacarle dramatismo”, expresó.

“Todo lo que sea para recuperar el sistema republicano es bienvenido, me parece bien que la Justica actúe, acá nadie habla de golpe ni aparece un fiscal con un tiro en la cabeza. Entiendo que dentro de lo posible hay que sacarle dramatismo, aunque cuesta en la Argentina y entender que esto es parte del sistema republicano”, completó.

La investigación realizada por periodistas de varios países conocida como Panamá Papers señala que el Presidente integró, junto con su padre Franco y su hermano Mariano, el directorio de una empresa registrada en las islas Bahamas desde 1998, identificada como Fleg Trading Ltd. Pero Macri quedó vinculado a una segunda firma offshore, denominada Kagemusha SA, en Panamá, en cuya ficha, extraída de la página web del registro público panameño, figura que fue creada el 11 de mayo de 1981, cuando el presidente argentino tenía 22 años. En el renglón “estatus” de la firma dice “vigente” y como capital figuran u$s 10.000. Kagemusha S.A. habría sido una sociedad familiar ya que Franco Macri figura como presidente, Mauricio aparece como vicepresidente y su hermano Gianfranco, como secretario, y no figuraba en los Panamá Papers, donde sólo aparecía Fleg Trading, de Bahamas.

En diálogo con radio Vorterix, el fiscal Delgado aclaró que “hay que investigar si Macri escondió a las sociedades propósito o se le escapó la tortuga”.

Dejar una respuesta