Jugadores del equipo brasilero Sport Club Gaúcho de la tercera división del campeonato regional, ubicado en la ciudad de Passo Fundo en Río Grande Do Sul, se filmaron mientras se masturbaban entre ellos, en el vídeo en el que uno de ellos masturba a dos compañeros rápidamente fue viralizado en Internet.

Los directivos de la institución tomaron la decisión de rescindirles el contrato, los cuatro eran titulares y en el primer partido sin ellos el equipo sufrió una dura derrota por 3 a 0.

Gilmar Rosso, presidente del club, habló del tema y expresó: “Cuando apreté el play, ya lo eliminé, me pareció asqueroso” y rápidamente desmintió que su rechazo al vídeo haya sido por homofobia: “Lo que hubo fue un acto de indisciplina. Desde el inicio de la temporada, todos sabían que no podrían envolver el Gaúcho en imágenes y vídeos sin autorización de la directiva. Si el vídeo tuviera carácter heterosexual, la misma decisión sería tomada”.

Por último Rosso destacó: “El Gaúcho tuvo una de las primeras aficiones homosexuales del interior (del estado). Tuvimos nuestra Coligay en 1980, casi 40 años. No tenemos ningún prejuicio, no somos guardias de la moral y no tenemos el poder de la policía para controlar lo que hacen los jugadores en sus días libres”.

Dejar una respuesta