El super crack holandés, quien comandó el seleccionado de Holanda 74′, recordado como “La Naranja Mecánica” por su excelencia al jugar y que quedó en la historia pese a no ganar la Copa del Mundo, falleció en Barcelona rodeado de sus familiares, quienes dieron a conocer la noticia en su página web oficial.

Cruyff, quien jugó para Ajax y Barcelona, entre otros equipos, ganó tres Balones de Oro, la mayor distinción individual para un jugador de fútbol, en 1971, 1973 y 1974.

johan cruyff 2

Con el seleccionado holandés alcanzó notoriedad en el Mundial de Alemania 1974, cuando el equipo que mostró un fútbol revolucionario llegó a la final. En el camino goleó 4-0 a Argentina, con dos goles de Cruyff, uno de Ruud Krol y otro de Johnny Rep. Sin embargo, cayó en la definición contra Alemania por 2-1.

Con Cruyff a la cabeza, Holanda ya le había ganado 4-1 a la Selección Argentina en el amistoso preparatorio de Amsterdam, pero en el Mundial lo volvió a pasar por arriba. Quique Wolff, actualmente periodista, pero en esa época defensor del seleccionado ‘albiceleste’ describía: “Nunca vi nada igual. No hay cómo frenarlos. Atacan con siete y defienden con los 11. Te matan marcando y cuando la tienen, se desmarcan todos”.

De la performance de Holanda en esa Copa del Mundo, con Cruyff como símbolo y otros cracks como Johan Neeskens y Ari Haan, surgió el término de “fútbol total”.

En el Mundial de 1978, en la Argentina en plena dictadura militar, Cruyff no vino a jugar con la selección de Holanda. Se dijo que no había viajado en protesta a la dictadura de Jorge Rafael Videla, aunque ese año también vivió junto a su familia un violento intento de secuestro en Barcelona, que lo llevó a tomar la decisión de quedarse en su país junto a los suyos.

Johan Cruyff dirigió al Ajax, al Barcelona y a la selección de Cataluña, y resultó muy reconocido también como entrenador.

Catalonia's coach Dutch Johan Cruyff looks on during a friendly football match between Catalonia National Team and Tunisia National Team at Lluis Companys Olympic stadium in Barcelona on December 30, 2011.   AFP PHOTO/ JOSEP LAGO

Fumador empedernido, Cruyff fue diagnosticado con un adenocarcinoma en el pulmón el 21 de octubre último, en el Hospital Clínic de Barcelona. “Ahora tengo un enemigo dentro, pero me están introduciendo amigos que me ayudarán a vencerlo”.

“Tengo la sensación de ir ganando 2-0 en la primera parte de un partido que aun no ha terminado, pero que estoy seguro de que acabaré ganando”, había dicho, optimista, unos meses después de conocerse que tenía un tumor.

Hoy llegó la peor noticia. “El día 24 de marzo 2016 Johan Cruyff (68) ha fallecido en Barcelona, rodeado de su familia después de una dura lucha contra el cáncer. Os pedimos con gran tristeza que se respete la privacidad de la familia durante su tiempo de duelo”, comunicaron sus seres queridos.

Dejar una respuesta