Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), se refirió a la evolución de la inflación en lo que va del año y reconoció que los números de los últimos meses no son los esperados.

“Claramente la inflación de septiembre no fue la que esperamos”, indicó durante una conferencia de prensa en la que presentó el Informe de Política Monetaria (IPOM) correspondiente a Octubre 2017.

Según el BCRA, el proceso de desinflación sigue y los objetivos del central son los de encausar la inflación en 10% más menos 2 por ciento para el año próximo. Pero debió reconocer: “Nos está costando bajarlo de manera significativa la inflación núcleo. En el tercer trimestre de 2017 se movió apenas hacia abajo y rompió la estabilidad que mantuvo durante el resto del año”.

 

Sin embargo, Sturzenegger aclaró: “Nos parece estupendo que como sociedad nos preocupemos que la núcleo en los últimos meses subió de 1,4% a 1,6% pero no perdamos de vista que está en los niveles más bajos en los últimos cuatro años”.

Además, el titular del Central indicó que según indicadores de alta frecuencia se espera que la inflación de octubre vuelva a desacelerarse y no siga con la línea de septiembre. Sin embargo, hay que ser cautos debido a que las mediciones semanales tiene mucha volatilidad, indicó el titular de la autoridad monetaria.

Teniendo en cuenta que el BCRA no está conforme con lo logrado hasta el momento en materia de precios, Sturzenegger remarcó que se seguirán tomando medidas con las herramientas utilizadas hasta el momento. “Desde fines de febrero y principio de marzo comenzamos con un proceso de restricción de política monetaria y se mantiene hasta ahora. El aumento de la tasa de política monetaria todo el tiempo tenemos que evaluar si es necesaria o no”.

Dejar una respuesta