Fernando Niembro fue sobreseído en la causa en la que estaba denunciado por presuntos contratos irregulares con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El mismo día que el famoso periodista volvió a la radio, recibió esta noticia.

En su vuelta a la Radio Belgrano, el periodista deportivo expresó su “doble felicidad” y afirmó que “se terminó lo que fue una canallada”. Así se refirió a la denuncia en su contra que en 2015 impulsó el entonces titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica (Procelac), Carlos Gonella.

“Es un momento muy difícil, muy complicado, de golpe alguien te dice -chorro-. 50 años laburando y vos me decís que soy chorro. Te voy a demostrar que no, sometiéndome a la Justicia, abandonando los fueros. Yo ya era diputado, era primero en la lista, habíamos ganado en la Provincia de Buenos Aires. Y no me sometí a ello. Yo quería que la Justicia dijera que no tenía nada que ver”, precisó.

El periodista dejó la puerta abierta ante una eventual vuelta a la tele: “Veremos, es tiempo de pensar”, mientras que se alejó de un rol en la política luego del fallo judicial en su favor: “Quiero hacer periodismo”.

Antes de comenzar su programa, Niembro dialogó con Viviana Canosa y en el pase relató lo que vivió en su inactividad: “Me cuidé con mi familia, con mis amigos, me cuidé rezando todos los días a la virgen de Luján. Me encontré con la calle después de algún tiempo, y en la calle uno tiene el veredicto. De cien personas, dos me insultaron; 98 me dijeron creemos en usted. Tuve heridas que tiene que ver con lo moral y con lo profundo, mi familia se vio afectada físicamente. A uno les quedan heridas, les quedan broncas”.

Luego agradeció, en público: “No quiero olvidarme de Torneos y Competencias. Ni de Carlos Abdo, que también confió en mí”.

Es destacar que la causa fue llevada adelante ya que la productora de Niembro y su socio Alberto Meza “Usina Producciones”, fue investigada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) luego de que el diario Tiempo Argentino publicara 164 contrataciones con el gobierno de la Ciudad, que implicaron el pago de 23 millones de pesos a la productora.

Más adelante, también se denunció que la operatoria se hizo a partir de invocar “razones de urgencia, por lo que fueron salteados los mecanismos de la licitación pública”, según explicaba la denuncia que presentó el fiscal Carlos Gonella y que recayó en el juzgado de Sebastián Casanello. Además, la denuncia describió que “la Usina carece de empleados a cargo y no posee página web”, al tiempo que “su objeto social-, y sus dos únicos clientes durante sus tres años de existencia habrían sido el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Banco de la Ciudad de Buenos Aires”.

 

Dejar una respuesta