La AFA se decidió por Fox-Turner para que sean los encargados de transmitir a partir de agosto el fútbol argentino. Pero mientras esto ocurre en nuestro país, Fox Sports Latin America fue acusada en los Estados Unidos de corrupción en contra de la compañía Gol TV.

La empresa Gol TV está formada, entre otros socios, por Enzo Francescoli,  hoy manager en River Plate; y sus partidos serían transmitidos por la empresa a la que acusa en los tribunales norteamericanos de pagar “coimas y retornos” en un caso investigado por el Departamento de Estado de EE.UU. e investigado por los tribunales norteamericanos. Publico hoy ámbito

Gol TV, es propiedad de Francisco “Paco” Casal y los ex jugadores uruguayos Nelson “El Tano” Gutiérrez y Enzo Francescoli; ambos, ex jugadores de River Plate.

La empresa uruguaya se presentó el 6 de marzo pasado ante los tribunales del Distrito Sur de la Florida, considerándose perjudicado durante el período 2000 al 2015; en las presentaciones para transmitir la Copa Libertadores de América, la Copa Sudamericana, y la Recopa Sudamericana; por la “acusación contra T&T por el pago de decenas de millones de dólares en sobornos y retornos para corromper a los oficiales de la Conmebol”.

Gol TV acusa, entre otros, a Fox Sports Latin America, Pan American Sports Enterprises, Fox Sports Latin America (sucesor de Fox Pan American Sports), Fox International Channels, Fox Networks Group, Fox International Channels, T&T Sports Marketing, Torneos y Competencias SA, Alejandro Burzaco, Full Play Group, Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, Eugenio Burzaco y a Juan Angel Napout.

El reclamo es por  haber sido “víctima de sobornos” a partir de las derivaciones latinoamericanas del denominado “FIFA gate” que estalló el 27 de mayo de 2015 a partir de los allanamientos realizados por las autoridades suizas en un hotel de Zurich, luego de numerosas investigaciones realizadas en los Estados Unidos, y donde se descubrió un esquema de sobornos, fraudes, coimas y lavado de dinero realizados por las autoridades del máximo órgano rector del fútbol mundial.

Y, como era de esperarse, también tuvo una pata central en el fútbol latinoamericano. Según la presentación judicial, avalada por los magistrados del sur de la Florida, los acusados Alejandro Burzaco y José Margulies, quienes habrían “facilitado el pago de las coimas desde T&T a los oficiales de la Conmebol” quienes, según la presentación de Gol TV, habrían utilizado el sistema financiero norteamericano para lavar dinero y cometer crímenes financieros.

La acusación comienza afirmando que “el demandante Gol TV es un canal de televisión con base en North Bay Village, Florida, que ofrece programación de fútbol en español e inglés en los Estados Unidos. El demandante Global Sports es una sociedad inglesa creada por los propietarios de Gol TV para, entre otras cosas, adquirir derechos de televisión de los torneos internacionales de fútbol en nombre de Gol TV

Y agrega que “los demandantes son víctimas de un esquema de soborno descrito por el Departamento de Justicia estadounidense (“DOJ”) en sus acusaciones penales contra, entre otros, el Demandado Alejandro Burzaco”), uno de los principales acusados de T&T Sports Marketing Ltd. (“T&T”), además de Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, directores del Grup Full Play, S.A., Eugenio Figueredo y Juan Angel Napout, expresidentes de Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y otros tantos funcionarios de Conmebol”.

Dejar una respuesta