El Papa Francisco cuestionó el accionar de los medios de comunicación. El Sumo Pontífice brindó una entrevista a un medio de Bélgica, en donde habló sobre el rol de los medios de comunicación masivos y cuestionó los métodos y formas de trabajar de los mismos.

La revista Tertio, que fue la que publicó la nota, indicó que Francisco criticó la “afición al escándalo” por parte de los medios.

“No hay que caer –sin ofender, por favor- en la enfermedad de la coprofilia: que es buscar siempre comunicar el escándalo, comunicar las cosas feas, aunque sean verdad”, comentó Francisco durante la entrevista concedida, donde aseveró: “Y como la gente tiene la tendencia a la coprofagia, se puede hacer mucho daño”.

“La desinformación es probablemente el daño más grande que puede hacer un medio. Porque orienta la opinión en una dirección, quitando la otra parte de la verdad. Los medios yo creo que tienen que ser muy limpios, muy limpios y muy transparentes”, dijo en la entrevista.

En este sentido, el Papa Francisco relató: “En la calumnia se dice una mentira de una persona. En la difamación se saca una carpeta -como decimos en Argentina, se hace un «carpetazo»- y te sacan algo que es verdad pero que ya pasó. Y quizás ya pagó con la cárcel, o con la multa, o con lo que sea, ese delito. No hay derecho a eso. Eso es pecado y hace mal”.

Por último, el Sumo Pontífice detalló: “Y una cosa que puede hacer mucho daño en los medios de comunicación es la desinformación. Es decir, frente a cualquier situación decir una parte de la verdad y no la otra. ¡No! Eso es desinformar. Porque vos, al televidente, le das la mitad de la verdad. Y por tanto no puede hacer un juicio serio sobre la verdad completa. La desinformación es probablemente el daño más grande que puede hacer un medio. Porque orienta la opinión en una dirección, quitando la otra parte de la verdad”.

Dejar una respuesta