El Papa Francisco lanzó un firme llamado “al gobierno y a todas las componentes de la sociedad venezolana” para poner fin a la “violencia” en el país.

Jorge Bergoglio volvió de esta manera a refirse por segundo día conseccutivo a la crítica situación venezolana, tras las declaraciones que hizo ayer a la prensa a bordo del vuelo en el que regresó a Roma de una visita a Egipto.

“No dejan de llegar noticias dramáticas sobre la situación en Venezuela y de agravarse los enfrentamientos, con numerosos muertos, heridos y detenidos”, destacó desde la Plaza de San Pedro.

“Hago un llamamiento urgente al Gobierno y a todos los integrantes de la sociedad venezolana para que se evite, precisó Bergoglio, cualquier forma de violencia, se respeten los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está debilitando a la población”.

“Confiamos a la Santísima Virge María la intención de la paz, la reconciliación y la democracia en ese querido país”, agregó papa Francisco, quien ayer (sábado) ya se había referido a Venezuela, pidiendo de hecho “condiciones claras” para una eventual nueva mediación del Vaticano.

Un “nuevo intento para facilitar un diálogo” requiere plantear “condiciones claras” porque en el caso contrario se corre el riesgo de un nuevo fracaso, había destacado el papa Francisco durante un coloquio de unos treinta minutos con los periodistas que lo acompañaron en el viaje desde El Cairo.

“Todo lo que se puede hacer por Venezuela, País que amo mucho, se debe hacer, y lo haremos”, había añadido, al recordar que en el país “se está poniendo en marcha un nuevo intento para facilitar el diálogo. Creo que se está buscando el lugar donde realizar los coloquios”.

Dejar una respuesta